Elegir los zapatos para tu hijo: todo lo que debes hacer para un buen comienzo

Elegir los zapatos para tu hijo: todo lo que debes hacer para un buen comienzo
arriba
Me gusta
5200
131
0
(h2) Fisiobullet
(h3) Punto grueso

Elegir un par de zapatos para su hijo es a menudo un dolor de cabeza. Entre los diferentes modelos y muchos antojos de los niños, los padres ¡no sabemos qué comprar!

En este artículo, se da respuesta a las principales preguntas que se hacen los padres antes de elegir el zapato correcto para sus hijos.

¿A qué edad debe empezar a usar zapatos?

La mayoría de las veces, antes de que su niño comience a caminar sólo o apoyándose en los muebles, se recomienda dejar que camine descalzo. Los zapatos son usados ​​principalmente para proteger del frío y, dependiendo de la superficie, para evitar que heridas.

Una vez que el niño comienza a caminar, el uso de zapatos se vuelve más importante. Sin embargo, a fin de no limitar el desarrollo de los pies, los zapatos deben ser flexibles, en forma y tener suelas antideslizantes. También evite el caminar sobre suelos resbaladizos para  cuando el niño aprenda a caminar, porque va a ser menos estable y correrá el riesgo de caer.

¿Sabías que?

El pie de un niño es inmaduro al menos hasta 3 años, por lo que no tiene que preocuparse por la persistencia de un pie plano hasta esa edad.

¿Cuáles son las cualidades esenciales de un buen zapato?

Cuando le empieza a poner los zapatos a su hijo, es importante que el zapato sea tan flexible y tan ligero como sea posible para evitar forzar el pie. Es necesario que el zapato se ajuste al pie del niño y no a la inversa. No es necesario que el niño se comporte de manera diferente cuando tiene sus zapatos (agarre con los dedos para mantener el calzado en el pie, cambiar la posición del pie para adaptarse al zapato, etc.).

Consejos para saber si es un buen zapato

Para ver si un zapato es lo suficientemente flexible, lo deberá tomar en la mano y tratar de doblarlo sin mayor problema. Evitar los zapatos con suelas rígidas también.

¿Debería elegir cierres de velcro o cordones?

El clip del zapato debe permitir ajustar el ancho a los pies del niño para estabilizar el pie en el zapato. Sobre la base de este principio, en realidad no hay soluciones mejores entre los cierres de velcro o cordones. Su elección dependerá del nivel de aprendizaje de su hijo. De hecho, cuando se elige un zapato, su objetivo es que su hijo sea independiente y pueda colocárselo y retirárselo solo.

A partir de 2-3 años, los cierres de velcro, por tanto, pueden ser preferibles para habilitar al niño.

A partir de 5 años de edad, es preferible los cordones para aprender a desarrollar la motricidad fina. Tenga en cuenta que un niño todavía está aprendiendo; Por lo tanto, considere el siguitete ejemplo: no le ponga los zapatos sin quitar los cordones o no deje los cordones desabrochados al caminar, esto con el fin de que el niño aprenda correctamente la instrucción.

Los zapatos correctos

La elección de un par de zapatos también depende del contexto en el que se utilizan. Si se trata de zapatos para jugar fuera y hacer deporte, no dude en elegir un material resistente, pero permitiendo a los pies del niño respirar.

Si su hijo va a la guardería, deberá aprender sobre sus actividades y el uso de zapatos. Algunos centros permiten a los niños permanecer descalzos, otros permiten que los niños jueguen al aire libre en una variedad de superficies (hormigón, hierba, arena, etc.).

Para saber si el zapato se adapta bien a los pies de su hijo, no dude en comparar su comportamiento con los pies descalzos y mientras esté usando sus zapatos. Para ello, animarle a caminar, correr y saltar (primero sin sus zapatos y luego con los zapatos). Nada debe cambiar en la postura y la marcha de su hijo. También es muy importante tratar ambos zapatos simultáneamente.

Por último, también se recomienda para adaptarse a las peculiaridades de su hijo:

  • Para un niño que tiende a caminar de puntillas, no elige los zapatos con tacones altos (zapatos acolchados hacia atrás), ya que esto puede animarles a seguir para caminar de esta manera puede causar una pérdida de flexibilidad del tendón de Aquiles.
  • Para un niño que carece de resistencia, lo mejor es no utilizar el zapato demasiado plano y demasiado rígido. Debe ser flexible para promover la propulsión aerodinámica. Las suelas acolchadas también podrían ayudar.
  • Para los niños que tienden a sentarse constantemente con las piernas en W, es muy importante evitar las botas rígidas que mantendrán el niño en esa posición, de lo contrario, tendrá más dificultades para identificar y corregir su posición. En su lugar, optar por zapatos muy flexibles que harán que el cambio de posición le ayude a dejar el hábito.

Si tiene dudas o preguntas acerca de la elección de los zapatos para su hijo o para el desarrollo de sus pies, no dude en consultar a un profesional de la fisioterapia o un profesional de la salud que se especializa en esta área.

Añadir nuevo comentario

Inicie sesión o regístrese para comentar