¿Puedo ayudar a mi cuerpo a recuperarse de una lesión mediante la alimentación?

¿Puedo ayudar a mi cuerpo a recuperarse de una lesión mediante la alimentación?
arriba
Me gusta
11225
219
0
(h2) Fisiobullet
(h3) Punto grueso

Muchos hemos sufrido en algún momento de nuestra vida alguna lesión, ya sea muscular, tendinosa o osea. ¿Que hacemos al sufrir una lesión de este tipo? Acudir al medico que nos pauta reposo y antiinflamatorios. Ahí viene mi duda, ¿No puedo hacer nada mas para recuperarme antes?¿Puedo aliviar el dolor sin necesidad de tomar tantas pastillas? ...

Después de leer artículos, formarme en cursos,...he llegado a la conclusión de que SI, claro que puedo hacer cosas para mejorar mi lesión, ayudar a mi cuerpo que se recupere mejor y más rápido e incluso de evitar tomar tantas pastillas.

¿Qué Puedo hacer?

Lo primero que puedo hacer es variar mi dieta, o mejor dicho incluir alimentos que me ayuden con la inflamación de los tejidos, que ayuden a regenerar y fortalecer los tejidos lesionados.

Como por ejemplo:

Los aminoácidos de cadenas dependientes: l-leucina, l-isoleucina, y l-valina son esenciales para la recuperación, la curación y el crecimiento del tejido. Estos son necesarios para la correcta cicatrización de los tejidos, musculares, ligamentosos e incluso óseos. También previene la distrofia muscular o la falta de musculatura.

  • Alimentos de origen animal:

    • leche y derivados, sobretodo el queso

    • huevos, carne (pollo, cerdo, ternera,..)

    • pescado (salmón, mero, sardina, caballa,...)

  • Alimentos de origen vegetal

    • legumbres (sobretodo la soja y derivados)

    • frutos secos (avellanas, nueces,...pipas de girasol, de calabaza,...)

    • espinacas

    • cereales (cebada, avena, arroz,..)

    • verduras (berros, verdolaga)

    • algas marinas

La vitamina C es absolutamente indispensable para la formación de colágeno fuerte, la proteína fibrosa que forma el tejido conjuntivo, que ayuda a mantener el cuerpo unido, piel, huesos, músculos y órganos. Algunos científicos aseguran que la vitamina C en mega dosis acelera los procesos de cicatrización, sus investigaciones demuestran que de 500 a 3.000 Miligramos diarios reducen el tiempo de recuperación tanto como en un 75 % en muchas situaciones quirúrgicas y de heridas importantes.

  • La ciruela Kakadu
  • Brocoli

  • Fresas

  • Pimiento verde

  • Coles de bruselas

  • Melón

  • El escaramujo, también llamada rosa canina o rosal silvestre (teniendo cuidado de quitar las semillas que son toxicas)

  • La acerola

  • la guayaba

  • Las espinacas

  • hierbas frescas como el cilantro, el cebollín verde, el tomillo, la albahaca y el perejil

La vitamina E ayuda a reducir las inflamaciones e incrementa el flujo sanguíneo a los lugares lesionados.

  • Las semillas de girasol
  • El pimentón y la pimienta roja

  • Almendras

  • Cacahuetes

  • Hierbas aromáticas, albahaca, orégano

  • Albaricoques

  • Aceitunas

  • Espinacas

La vitamina A es fundamental para la curación del tejido. Se sabe que los suplementos con vitamina a aceleran la regeneración en fracturas y promueven la actividad inmunológica antiinfecciosa en los lugares donde se han producido heridas. También es importante para la formación del colágen

  • Paté de hígado
  • Pimienta roja, pimienta de cayena

  • Camote, batata

  • Zanahorias

  • Verduras hojas verdes (col, nabo, espinacas, acelgas,...)

  • Calabaza

  • Hierbas secas (perejil, albahaca, mejorana, eneldo, orégano)

  • Lechuga

  • Albaricoques

  • Melón

El ginseng siberiano llegó a Occidente gracias a las investigaciones soviéticas, se ha administrado a los astronautas rusos para mejorar la resistencia en el espacio. Es similar al coreano y mejora la adaptación a todo tipo de estrés, ya sea físico o mental. Es adaptogeno y estimulante del sistema inmunologico.

El jengibre es antiinflamatorio natural rico en aceites esenciales, vitaminas, minerales, antioxidantes y aminoácidos. Un estudio descubrió que el jengibre aliviaba el dolor muscular más eficazmente que la aspirina.

La manzanilla por su contenido en betaína.

El achiote

Las guindillas picantes contiene capsaicina es un potente antiinflamatorio, un analgésico para tratar neuralgias e incluso neuropatía diabética.

Las cebollas contienen quercetina, un potente antiinflamatorio.

La piña y la papaya.

Por lo tanto, lo que podemos hacer para conseguir una mejor y rápida recuperación de la lesión que hayamos sufrido, es ayudar a nuestro cuerpo aportando los elementos necesarios para regenerarse y aliviar la inflamación y el dolor.

Esta en tus manos el ayudar a tu cuerpo a recuperarse.

 

Añadir nuevo comentario

Inicie sesión o regístrese para comentar