Pujos y ejercicios de preparación al parto

Pujos y ejercicios de preparación al parto
  • Imagen de Yexenia Rojas Martinez
    Yexenia Rojas Martinez
    Lcd. en Fisioterapia / Geriatría / Neurología

    Estudié la licenciatura en fisioterapia en la Universidad Arturo Michelena (UAM). Además, cursé una diplomatura en el área de fisioterapia neurológica y terapia manual ortopédica, avalada por FUNDACELAC, extensión de la Universidad de Carabobo (UC) buscando capacitarme y aprender mucho más del campo que me apasiona.

No hay votos
7274
0
0

El parto es un momento transformador en la vida de una mujer y el niño que está por nacer, por lo que requiere ser llevado a cabo de la forma más profesional y humana posible. Por esa razón, en el siguiente artículo podrás conocer una serie de ejercicios, posturas y consejos para alcanzar un trabajo de parto más efectivo y con menos dolor. 

Antes que nada, es necesario conocer qué ocurre durante el trabajo de parto y en qué consisten los pujos.

¿Qué son los pujos en el parto?

El pujo o empujón durante el parto se refiere a la acción de fuerza que se realiza en la fase expulsiva para lograr que el bebé descienda a través del canal uterino. Al momento de hacer este esfuerzo, la mujer embarazada trabaja con la musculatura abdominal y pélvica, empleando una fuerza de empuje para permitir el nacimiento del bebé.

Existen diferentes tipos de pujos con características variadas y de la misma manera, algunos de ellos son más recomendados al momento del parto debido a su riesgo inferior de sufrir lesiones. A continuación se explican los diferentes tipos de pujos en el parto: 

Tipos de pujos y sus características

Pujo dirigido y pujo en apnea

El pujo dirigido es aquel realizado por la madre en el momento que le indica el personal sanitario de apoyo durante el parto, siendo fundamental en los casos en los que a la mujer se le aplica anestesia o epidural. Este tipo de pujo es el utilizado con mayor frecuencia en los centros de salud debido a que permite que el tiempo de parto sea más corto pero a su vez, se presenta un mayor riesgo de sufrir lesiones en el suelo pélvico debido a lo explicado a continuación. 

En conjunto con el pujo dirigido se lleva a cabo el pujo en apnea o en Valsalva, el cual consiste en realizar la acción de pujar acompañado de un movimiento de flexión de tronco y sosteniendo la respiración, posterior a haber realizado una inhalación profunda. Esto produce un descenso del diafragma que empuja con fuerza al bebé para salir, llegando en ocasiones a lastimar y desgarrar los músculos del suelo pélvico, aumentando el riesgo de sufrir incontinencia urinaria y prolapsos uterinos.

Pujo espontáneo

En segundo lugar se encuentra el pujo espontáneo, el cual se refiere a la acción que realiza la madre cuando siente la necesidad de pujar durante las contracciones. Gracias a los estudios, se ha demostrado que este tipo de pujo es más saludable al momento del parto, ya que reduce el riesgo de lesiones perineales, de requerir un parto instrumental y disminuye las probabilidades de sufrir consecuencias posteriores como problemas de prolapso uterino e incontinencia urinaria. A su vez, este se puede llevar a cabo mediante el pujo en inspiración o en espiración.

Pujo en espiración libre / espiración frenada

El pujo en espiración es aquel que se realiza en simultáneo a la salida de aire después de haber realizado una inhalación profunda, permitiendo la activación de la musculatura abdominal. Para ello, se suelta el aire pronunciando la letra “f”, empujando con las manos y elongando la columna vertebral.

Pujo fisiológico

Para realizar este tipo de pujo acostada se debe adoptar una postura con las piernas flexionadas y las manos empujando apoyadas sobre los muslos. Desde aquí, sin levantar la cabeza se procede a expulsar el aire pronunciando la letra “s” suavemente y meter el ombligo, permitiendo una mayor activación de la musculatura abdominal. Esta es la forma menos agresiva de llevar a cabo el pujo durante la fase expulsiva del parto.

¿Cómo aprender a realizar los pujos?

Lo ideal es que la preparación para aprender a realizar los pujos correctamente sea guiada por un profesional especializado en él área. Al momento del parto el personal sanitario suele guiar en cuanto a la postura a adoptar, la respiración y la contracción.

De igual manera, se recomienda aprender de forma previa a realizar el pujo fisiológico y de ser posible, llevarlo a cabo en el momento del parto. Si existe alguna indicación que lo imposibilite, los demás tipos de pujo también te podrán ayudar a traer tu bebé al mundo de forma segura. 

¿En qué consiste la preparación al parto?

La práctica de ejercicios para preparación al parto es una de las prioridades a tomar en cuenta durante el embarazo, ya que permiten un trabajo de parto más efectivo,  brindando además confianza y seguridad a la futura madre, fundamentalmente en casos de madres primerizas. 

Los ejercicios de preparación al parto consisten en una serie de pautas orientadas a mejorar el estado físico y mental de la futura madre antes del parto, a través de:

  • Masaje perineal
  • Técnicas de relajación
  • Ejercicios de respiración 
  • Control postural

Dentro de los objetivos que plantea un programa de preparación al parto se encuentra: brindar movilidad a la pelvis para favorecer el paso a través del canal de parto, relajar los músculos utilizados al momento de dar a luz y prevenir los factores de riesgos y lesiones que pueden aparecer como consecuencia del parto. 

Preparación psicológica y física

El miedo al dolor y al parto son preocupaciones frecuentes en las futuras madres, sobre todo en las primerizas. Es por ello que como parte de la preparación al parto existe la necesidad de realizar un trabajo que incluya tanto el aspecto físico como el trabajo psicológico. Algunos de los consejos y técnicas de relajación más recomendados para realizar antes y durante del parto son:

  • Busca ayuda de tu matrona o médico tratante: Es importante aclarar todas las dudas que puedan surgir en cuanto al embarazo y el momento del parto y qué mejor fuente de información que el profesional de la salud que maneja tu caso. 
  • Habla con tu pareja: Tener una buena comunicación con la pareja, compartir los miedos y preocupaciones puede ayudar a reforzar el vínculo y relajarse ante el momento del nacimiento del nuevo miembro de la familia. 
  • Realiza técnicas de relajación: Respirar con los labios fruncidos, respirar profundo por la nariz y aplicar masajes son algunas de las técnicas más famosas para relajarse durante el trabajo de parto. 
  • Otros métodos: Poner música que te relaje, darte un baño, hidratarte y comer lo que tu cuerpo te pida en estos días son otras de las herramientas básicas para sentirse mejor durante este periodo de tiempo.

Ejercicios de preparación al parto

Los ejercicios de preparación al parto se pueden iniciar a practicar en casa al momento de presentar los pródromos de parto y al llegar al hospital, lo cual durante esta etapa va a favorecer la colocación del bebé en su sitio. De apoyo se va a utilizar especialmente la ayuda de un balón terapéutico, a continuación se explican con detalle cada uno de estos ejercicios: 

Ejercicio sentada en balón terapéutico

Sentada en el balón se pueden realizar movimientos con la pelvis en sentido lateral, anterior, posterior y en círculos amplios, brindando movilidad a la pelvis. Esto se puede repetir durante varios minutos.

Ejercicio de movilidad de cadera

Este ejercicio en especial puede ser llevado a cabo durante todo el embarazo puesto a que ayuda a preparar la pelvis para expandirse al momento del parto. Consiste en sentarse sobre el suelo con las rodillas flexionadas y los tobillos apuntando en dirección opuesta. Desde esa posición, se parte a realizar movimientos de rotación de la cadera, cambiando la dirección de la rodilla hacia cada lado. 

Ejercicio arrodillada con apoyo

Esta vez ubicada en el suelo sobre un mat o alfombra, colocas el balón al frente de tu cuerpo acostándote sobre él, en una posición de 4 puntos con apoyo. Desde aquí, se busca realizar movimientos de balanceo hacia adelante, atrás y en círculo sobre el balón, además variar la posición de las piernas brindando movilidad a la pelvis. Es importante mantener una respiración larga, constante y la boca relajada durante la práctica de este ejercicio.

Maniobra de sostener el abdomen

Retomando la posición en 4 puntos con apoyo sobre el balón terapéutico, el padre u otra persona toma una sábana o tela pasando los extremos por cada lado de la panza, abrazándola. Desde esta posición se levanta suavemente esta, ayudando a liberar la tensión y dolor causado por las contracciones. 

Ejercicio de apertura frontal

En la misma posición anterior aun conservando la toma con la manta, la futura madre procede a flexionar una pierna hacia adelante, desplazando su cuerpo anterior y posteriormente sobre esta.

Masaje lumbar

De nuevo con apoyo de la pelota en una postura de 4 puntos, el padre procede a realizar ligeras presiones en la zona lumbar ayudando así en la relajación y disminución del dolor. 

Bombeos sacros y movimientos pélvicos

Finalmente, manteniendo la misma postura sobre el balón terapéutico, con apoyo de una segunda persona se procede a llevar a cabo empujes suaves y rítmicos en forma de bombeo sobre la región del sacro. Posteriormente, tomando con ambas manos de cada lado se desplaza la pelvis en un movimiento de rotación.

Una de las recomendaciones principales al momento de estar realizando esta rutina de ejercicios es mantener la consciencia corporal en todo momento, variando entre las diferentes posturas según lo vaya pidiendo el propio cuerpo. 

Postura para dilatar y relajar la pelvis

Además de poner en práctica los ejercicios, adoptar una postura recomendada durante el momento del parto es otra de las herramientas fundamentales para facilitar este proceso. Implementar la postura que se va a explicar a continuación permite lograr una dilatación más efectiva y ayuda a relajar la pelvis, disminuyendo así la presencia de dolor.

Consejos de preparación al parto

Durante el embarazo:

  • Realizar el masaje perineal
  • Aprender las técnicas de preparación al parto
  • Practicar ejercicios de Kegel
  • Preparar tu maleta con todo lo necesario
  • Seguir las indicaciones del médico 

Al momento del parto:

  • Implementar la postura para dilatar la pelvis 
  • No mantener el sacro en posición fija (colocar una almohadilla o base que permita el movimiento)
  • Relajar el suelo pélvico 
  • Mantener una respiración apropiada

El parto es un momento especial y único en cada mujer, en FisioOnline te recomendamos poner en práctica los consejos y ejercicios para una preparación completa durante esta etapa. En nuestro canal de YouTube podrás encontrar aún más contenido para ayudar a vivir esta experiencia con mayor conocimiento, seguridad y confianza. 
 

Referencias Bibliográficas

  1. Pajares B. Los pujos en el periodo expulsivo [Internet]. inatal - El embarazo semana a semana. [citado el 18 de abril de 2023]. Disponible en: Inatal
  2. CardonaTerreu R. Cómo prepararse para el parto: consejos y técnicas de relajación [Internet]. Enfamil España. 2019 [citado el 27 de abril de 2023]. Disponible en: Enfamil
     
¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!
No hay votos

Añadir nuevo comentario

Inicie sesión o regístrese para comentar