Torticolis Congénita. Qué es, Causas, Síntomas y Tratamiento

Torticolis Congénita. Qué es, Causas, Síntomas y Tratamiento
arriba
Me gusta
35024
120
1
(h2) Fisiobullet
(h3) Punto grueso

En este artículo quisiera poder explicar de manera breve y sencilla la tortícolis congénita, las causas, síntomas y como puedes desde el hogar complementar el tratamiento fisioterapéutico para una recuperación exitosa.

¿Qué es la tortícolis congénita?

La tortícolis congénita no es más que una contractura del músculo esternocleidomastoideo (ECOM) en el recién nacido, dicho músculo se encuentra ubicado en la zona anterior y lateral del cuello y su función principal es: rotación de la cabeza, inclinación lateral y leve extensión de la columna cervical, esta patología suele apreciarse en las primeras semanas o meses de vida del lactante, y trae como consecuencia una desviación lateral del lado afectado haciendo que él bebe lleve la oreja hacia el hombro y una  rotación contralateral de la barbilla debido al espasmo muscular. El pronóstico de recuperación de esta lesión es muy favorable, cuanto más pronto se inicie la fisioterapia mas rápido se verán los resultados.

Causas de la tortícolis congénita

La causa de la tortícolis congénita no se encuentra clínicamente comprobada, pero es atribuida principalmente a:

  • Parto traumático, por un sobreestiramiento del músculo.
  • Mal posición fetal.
  • Uso de Fórceps.
  • Nacimiento en posición podálica.
  • Parto de nalgas.
  • Luxación congénita de cadera (como patología asociada)
  • Plagiocefalia

Síntomas de la tortícolis congénita

Como ya mencionamos anteriormente los signos y síntomas de una tortícolis congénita son: rotación contralateral del lado afectado, inclinación lateral y una leve extensión del cuello, esta patología se puede diagnosticar precozmente a partir de la tercera semana de vida y una de sus principales características es la tumoración indolora  semejante a una oliva  en la región del cuello pudiéndose palpar fácilmente, generalmente viene acompañada de un ligero hematoma,

Diagnóstico de la tortícolis congénita

Clínicamente se diagnostica mediante una ecografía de la  musculatura cervical, en la que se logrará visualizar una masa  ovalada bien definida, así como rayos X de columna cervical para evaluar la posición anatómica de la misma,  y el examen físico que es la parte más importante del diagnóstico clínico ya que se podrá palpar la contractura muscular así como las limitaciones de movimiento articular.

Complicaciones de la tortícolis congénita

Las complicaciones de la tortícolis congénita son:

  • Dificultad para el amamantamiento
  • Asimetrías craneales.
  • Alteración en el desarrollo psicomotor
  • Alteraciones de la capacidad visual
  • Trastornos del equilibrio
  • Dolor para el estiramiento y la movilidad en los rangos articulares del cuello,  entre otras.

Te recomiendo el siguiente artículo: ¿Qué es la tortícolis muscular congénita?

Tratamiento médico para la tortícolis congénita.

Inicialmente el médico indicara iniciar el tratamiento fisioterapéutico lo más pronto posible, para así lograr una recuperación exitosa. Este tratamiento vendrá acompañado por el monitoreo y la continua valoración de la evolución de la lesión, el proceso de recuperación generalmente es de un año dependiendo del diagnóstico temprano y la causa de la tortícolis congénita esta puede llevar incluso unos meses más hasta los dos años para ver una mejoría total.

Actualmente el médico podrá indicar tratamiento con toxina botulínica en puntos específicos del músculo esternocleidomastoideo (ECOM) y del trapecio, para tratar la espasticidad, relajando así el músculo, aumentando la elasticidad, así como los rangos de movimiento articular, en la mayoría de los casos basta con una sola infiltración.

En casos más complicados, cuando la patología es causada por una deformidad craneal, o de la columna cervical, o el tratamiento fisioterapéutico no ha dado ningún resultado después del año y medio o  los dos años , está indicado el abordaje quirúrgico mediante la recesión de la musculatura afectada.

Tratamiento fisioterapéutico para la tortícolis congénita

Antes de entrar en este tema, recuerda que debes tener mucha paciencia, ya que es un tratamiento a largo plazo, pero con resultados generalmente muy favorables n la mayoría de los casos basta con el tratamiento fisioterapéutico para lograr la recuperación completa de la patología.

Estimulación visual y control postural

Realizar juegos y estimulaciones visuales, auditivas, y sensorio motriz que favorezcan el estiramiento del músculo y la corrección postural del bebe. Puedes valerte del método Rood, para la normalización del tono muscular. (cepilleo, golpeteo, frío, vibración, movilización y estiramiento)

Uso de aditamentos para la corrección postural.

Ejemplo collarín blando, este uso está indicado en tres o cuatro horas del día, no se recomienda el uso permanente ya que no favorece la movilidad de la columna cervical.

Masoterapia y técnicas manuales

Estas buscaran relajar y descontracturar la musculatura afectada. Específicamente el esternocleidomastoideo, los trapecios en todas sus fibras, los escalenos, etc para disminuir de esta manera el tono muscular.

  • Estiramiento muscular analítico de cada una de las fibras musculares comprometidas.
  • Movilizaciones pasivas de la columna cervical en todos sus rangos, a tolerancia.
  • Estimulación de los rolados en el lado opuesto a la lesión, para favorecer la elongación del músculo.
  • Ejercicios de reptación acorde a la etapa de desarrollo motor del bebe.
  • Estimulaciones de reacciones de enderezamiento mediante el uso de esferokinesis.
  • Fortalecimiento de los erectores de la columna cervical mediante la estimulación desde la postura de cuatro puntos o en decúbito supino.
  •  Fortalecimiento de la musculatura erectora del tronco mediante ejercicios de sedestación desde la postura decúbito supino
  • Estimular y favorecer las etapas de maduración y desarrollo neurológico del bebe, basado en la teoría del desarrollo psicomotor normal del niño.
  • Calor superficial, puedes ayudarte con compresas húmedas calientes o fomenteras eléctricas
  • Kinesiotaping.

Por lo general el vendaje es utilizado por un periodo de un año. Se realiza mediante la técnica muscular desde el origen a su inserción, colocando en tensión el musculo que queremos elongar, en este caso el ECOM, mediante una rotación cervical contralateral, extensión e inclinación lateral de la columna cervical, colocando las bases de la cinta o anclaje en posición neutra y posteriormente realizamos el estiramiento colocando las bandas sin tensión y colocamos el anclaje final nuevamente en posición neutra.

Ejercicios prácticos para la tortícolis congénita

Recuerda que estos ejercicios solo son complemento como tratamiento coadyuvante a la sesión de fisioterapia, recuerda que estas deben realizarse por un profesional capacitado.

  • Procura amamantar al bebe del lado contario a la lesión para facilitar el estiramiento del músculo.
  • Coloca a tu bebe acostado boca arriba en la cama, pon una mano sobre el hombro del lado afectado y gira levemente la cabeza hacia la línea media tomándolo con una mano por la región mandibular. Realiza este estiramiento de manera sostenida, sin rebote, sosteniendo la postura por diez segundos y realiza cinco repeticiones.
  • En la misma posición coloca la mano sobre el hombro del bebe y realiza una inclinación lateral del cuello intentando separar el lóbulo de la oreja del cuello del lado afectado. Mantén la posición diez segundos y repite tres veces.
  • Partiendo de la posición boca abajo estimula al bebe con objetos y juguetes que llamen su atención a manera de juego procurando realizar el movimiento de extensión de la columna cervical. (puedes utilizar objetos luminosos)
  • A partir del cuarto mes estimula a tu bebe con ejercicios de rolado hacia el lado contralateral de la tortícolis.
  • Coloca la cuna del bebe de manera estratégica en la habitación de manera que su campo visual sea del lado contrario a la lesión para que de esta manera se vea forzado a realizar estiramiento del lado del ECOM.
  • Partiendo de la posición sentado realiza movimientos suaves y sostenidos en todos los arcos del movimiento de la columna cervical haciendo énfasis en l lado afectado.
  • Puedes facilitar la realización de estos estiramientos mediante una previa colocación de compresas tibias en la región del cuello durante 10 minutos y hombros, esto ayudara a relajar la musculatura contracturada.
  • Estimula la reptación o arrastre del bebe colocando el cuello en sentido contrario a la lesión, mantener esta posición al menos 10 minutos.
  • En cao de una tortícolis congénita severa tu fisio tratante podrá indicar la utilización de collarín blando durante algunas horas del día.
  • Actualmente se utiliza vendaje neuromuscular o kinesiotaping en la zona afectada durante largos periodos de tiempo al menos un año.

Puedes ver el siguiente artículo sobre la Plagiocefalia y tortícolis en bebés recién nacidos. Finalmente, espero que esta información sea de su ayuda, y la puedan poner en práctica. Recuerda que el éxito de la rehabilitación esta en la constancia. 

Ver comentarios (1)

Avatar

Hola tengo un bebé que nacio con torticolis congenita desde que nacio le detectaron ese problema y empezo a recibir terapia pero al año y tres meses me le dieron de alta en las terapias de neurodesarrollo debido a que no reacciono a las terapias incluso se le dificulto caminar bastante y ahora esta en espera de que me lo operen el ya tiene dos años y tres meses y aun le cuesta mucho mantener el equilibrio y tiene una mala postura ala hra de sentarce ya que la espalda la dobla en c no se si tiene que ver con el mismo problema .

Añadir nuevo comentario

Inicie sesión o regístrese para comentar