Esguinces de rodilla

Esguinces de rodilla

El esguince de rodilla ocurre siempre por un traumatismo previo, no aparece paulatinamente, y genera fuerte dolor y sensación de inestabilidad en la articulación. Debido a su aparición brusca, es importante conocer cuál debe ser su tratamiento.
Esguinces de rodilla

Esguinces de rodilla

En la rodilla se encuentran varios ligamentos que estabilizan, permiten y facilitan el movimiento natural de la rodilla, esta estructura anatómica en forma de banda o cordón se puede ver afectada y conllevar a un esguince de rodilla.

¿Qué es un Esguince de Rodilla?

Un esguince de rodilla no es más que la distensión de los ligamentos propios de la rodilla, recordando que la rodilla se encuentra fijada o mantiene la estabilidad gracias a 4 ligamentos a saber: LCA (ligamento cruzado anterior); LCP (ligamento cruzado posterior); LCI (ligamento colateral interno) y LCE (ligamento colateral externo). Cabe mencionar que el esguince de rodilla se produce cuando alguno de los ligamentos laterales de la rodilla se estiran (distiende) o en casos más graves sufre una rotura parcial o total del ligamento. Cuando los ligamentos afectados son el LCA (ligamento cruzado anterior) o LCP (ligamento cruzado posterior) que también se ven afectados con frecuencia mayormente en deportistas, suele definirse como rotura del ligamento. No quiere decir que estos no puedan presentar una distensión, sino que generalmente estos ligamentos se ven afectados directamente con una rotura del mismo. 

Causas del Esguince de Rodilla

Los ligamentos son bandas elásticas que aparte de mantener unidos los huesos, tiene la tarea también de sostener la rodilla. Las causas más frecuentes de un esguince de rodilla son gestos traumáticos; es decir, caídas, accidentes o cualquier gesto mecánico forzado (bien sea en la cara interna o externa de la rodilla) que desplaza la tibia y pone en tensión máxima al ligamento y provocar el esguince de rodilla. 

Síntomas del Esguince de Rodilla

Cuando se está en presencia de un esguince de rodilla la sintomatología presente es:

  • Dolor intenso a la palpación
  • Inflamación localizada
  • Sensación de tumefacción
  • Sensación de inestabilidad
  • Enrojecimiento (Eritema) en la zona afectada
  • Limitación funcional
  • En algunos casos puede crujir (crepitar) la rodilla
  • Puede hallarse la presencia de hematoma
  • Bloqueo articular 

Grados de Esguince de Rodilla

La gravedad de la lesión va a depender de la magnitud de la lesión, puede existir un esguince de rodilla de 1er grado, de 2do grado o incluso de 3er grado.

  • Los esguinces de rodilla de 1er grado son aquellos donde solamente presenta un pequeño estiramiento o distensión mínima, sin daño mayor al ligamento. Este se identifica ya que presenta poca inflamación, dolor moderado y no se ve afectado gravemente la funcionalidad. 
  • Los esguince de rodilla de 2do grado son aquellos en donde el ligamento se ve afectado moderadamente, en este existe un desgarro o rotura parcial del ligamento, este se identifica ya que el dolor presente se encuentra en conjunto con una pérdida moderada de la funcionalidad, presenta inflamación y leve inestabilidad articular.
  • Los esguinces de rodilla de 3er grado son aquellos de mayor complejidad, ya que el ligamento se ve afectado gravemente por la rotura completa del mismo, este se identifica ya que la funcionalidad se encuentra limitada, gran inestabilidad articular, dolor intenso e inflamación significativa.

Diagnóstico de un Esguince de Rodilla

Cuando se está en sospecha de un esguince de rodilla, el examinador (sea fisioterapeuta o traumatólogo) debe valorar detalladamente la estabilidad de los ligamentos; LCI (ligamento colateral interno) y LCE (ligamento colateral externo). Para esto existen ciertas pruebas ortopédicas que permiten comprobar si la lesión presente es un esguince de rodilla. Las pruebas ortopédicas a realizar se encargan de poner en tensión el ligamento, si está lesionado la respuesta será muy dolorosa aparte que se puede notar la inestabilidad o laxitud anormal en la rodilla. De igualmente se puede detectar mediante una ecografía o incluso una resonancia magnética, el estudio radiológico no es recomendable ya que este examen no permite visualizar los tejidos blandos.

Tratamiento Médico del Esguince de Rodilla 

El tratamiento de un esguince de rodilla va a depender de la gravedad del mismo, es decir no es lo mismo un esguince de rodilla de 1er, 2do o 2er grado.

  • El tratamiento en esguinces de rodilla grado 1 - 2 consisten en primera instancia en controlar el dolor y la inflamación, donde generalmente el médico encargado receta AINES en conjunto con reposo de sus actividades, cabe destacar que este tratamiento debe ir simultáneo con rehabilitación física.
  • En caso de que el esguince de rodilla sea de 3er grado es necesario que el paciente sea intervenido quirúrgicamente, en donde a este se la hará una sutura (tenorrafia) o en algunos casos el reemplazo total del ligamento.

Tratamiento Fisioterapéutico del Esguince de Rodilla

Un esguince de rodilla debe ser abordado desde el primer momento, siguiendo cada una de sus fases, cada fase cumplen con objetivos distintos según la gravedad de la lesión.

Fase I – Fase de Protección del Esguince de Rodilla

Los objetivos primordiales de esta fase con el esguince de rodilla, es disminuir el dolor, disminuir la inflamación, disminuir o drenar el hematoma si se encuentra presenta.

  • Reposo / Inmovilización 
  • Crioterapia 
  • Ultrasonido Terapéutico
  • Drenaje Linfático Manual, en algunos casos puede servir de ayuda vendajes compresivos (coban) o la aplicación de vendaje neuromuscular (técnica linfática).
  • Electroanalgesia 
  • Movilizaciones pasivas o activo/asistidas según el grado de complejidad.

Fase II – Fase de Movimiento Controlado del Esguince de Rodilla

El esguince de rodilla en esta fase ya no debe estar presente el dolor o inflamación. Está enfocado en fortalecer la musculatura, estimulación propioceptiva, masaje en el ligamento.

  • Fortalecimiento muscular del cuádriceps e isquiotibiales: se pueden usar pesas, bandas elásticas e incluso bicicleta estática
  • Ejercicios propioceptivos, que impliquen zonas inestables e ir aumentando la complejidad progresivamente.
  • Masaje transverso profundo (cyriax)

Fase III – Fase de Vuelta a la Función del Esguince de Rodilla

El esguince de rodilla en esta fase exista movimiento y capacidad en el paciente, se debe hacer un trabajo de readaptación funcional al paciente. Los ejercicios deben ser:

  • Fortalecimiento/Potenciación muscular excéntrico del cuádriceps e isquiotibiales con cargas e intensidades aún mayores.
  • Ejercicios propioceptivos, que impliquen zonas inestables con complejidad aún mayor
  • Masaje transverso profundo (cyriax) / automasaje del ligamento.
  • Estiramientos musculares.
  • En caso de deportistas ir realizando la reinserción deportiva según la disciplina deportiva.

Esguinces de rodilla