Espina ilíaca

Definición

La espina ilíaca es una zona que corresponde a la anatomía del hueso coxal y que se localiza cercano al borde superior y anterior de la pelvis. Entonces, de acuerdo a su localización anterior o posterior, se denominan espina ilíaca antero-superior, antero-inferior, postero-inferior y la postero-superior.

La pelvis es una región anatómica que está conformada por dos huesos ilíacos que se articulan con el sacro y el coxis para formar una cavidad donde se localizan los órganos del aparato reproductor y sexual masculino y femenino. Por lo que todas sus partes son importantes para el ser humano, incluyendo zonas más pequeñas como la espina ilíaca, la cavidad cotiloidea, el agujero obturador y la fosa ilíaca.

"Es una estructura ósea que pertenece al hueso coxal"

¿Qué músculos se insertan en la espina ilíaca?

Cada una de las espinas ilíacas se localiza en una porción diferente del ilion, por lo que sirven para la inserción u origen de diversos músculos, siendo los mencionados a continuación esos tejidos:

¿Cómo localizar la espina ilíaca?

Para identificar la localización de la espina ilíaca se debe primero colocar a la persona en decúbito supino, luego se procede a colocar las manos en la parte superior de la cadera y se palpa la cresta ilíaca. Finalmente, se deslizan los dedos hacia la parte anterior para identificar la porción antero-superior y la inferior, y para tocar la parte posterior se desliza la mano hacia la zona trasera de la pelvis, muy cercano a las últimas vértebras de la lumbar.

"Es una zona amplia en la que se originan varios músculos de las piernas"

¿Qué causa dolor en la espina ilíaca?

La zona de la espina ilíaca puede presentar dolor por múltiples factores, entre los cuales destacan la tendinitis de los músculos que se insertan u originan en la región (tendinitis de la fascia lata)y las fracturas óseas de la pelvis.

En cualquiera de los casos el síntoma principal será el dolor, pero existirán otros signos que le indicarán al médico el posible daño en la cadera. Por lo que en muchas ocasiones se requiere de exámenes complementarios (rayos x, resonancia magnética) y de un tratamiento enfocado en disminuir los síntomas y las limitaciones asociadas a la patología.