Diagnóstico de la tendinitis de Quervain o tendinitis del pulgar. Cómo saber si la padeces.

Publicidad
No hay votos
132
0
0
(h2) Fisiobullet
(h3) Punto grueso

Afección frecuente en personas que usan mucho la articulación de la muñeca en sus actividades diarias, la Tendinitis de DeQuervain posee unas señales bastante notables y fáciles de diferenciar de otras enfermedades. Si quieres conocerlas continúa leyendo la siguiente información sobre la tenosinovitis estenosante de DeQuervain:

Conceptos de Base

¿Qué es la Tendinitis de DeQuervain?

Se trata de un proceso patológico inflamatorio que altera el compartimiento del tendón extensor y se encuentra ligeramente cerca del pulgar. Los tendones afectados por esta afección son los de los músculos del pulgar: extensor corto y abductor largo, los cuales ayudan a colocar el pulgar en una posición inicial que es importante para realizar diferentes tipos de agarre; también tienen un ligero efecto estabilizador y móvil para la muñeca.

¿Cómo se produce la Tendinitis de DeQuervain?

El área de la muñeca contiene muchos tendones, ligamentos y vainas tendinosas que pueden inflamarse como resultado del uso excesivo, lesiones o inflamación local del tejido. En el caso de la Tendinitis de DeQuervain hay una reacción inflamatoria solo al comienzo de la enfermedad posteriormente, el tejido conectivo prolifera, lo que conduce al engrosado de los tendones y, por lo tanto, a una reducción del desplazamiento de los tendones y contribuye al dolor.
La Tendinitis de DeQuervain frecuentemente se presenta como resultado de una sobrecarga en el trabajo, el ejercicio o al tocar un instrumento. Y puede verse relacionado con factores como un desequilibrio hormonal (menopausia, anticonceptivos orales, embarazo, lactancia). Además, algunas enfermedades reumáticas como la gota y la diabetes aumentan el riesgo de desarrollar Tendinitis de DeQuervain.

Signos y Síntomas

Dolor en la zona externa de la muñeca y dedo pulgar al movimiento y palpación

El dolor aparece con mayor frecuencia al realizar puño con la mano y ejecutar diferentes agarres que impliquen la oposición del pulgar (alejamiento del pulgar de la palma). Por lo cual puede tener dificultad para agarrar y sostener cosas con la mano afectada. El dolor puede irradiarse en el pulgar, pero también en el antebrazo hasta el hombro. Pueden volverse tan fuertes que ya no puedes usar tu mano y la palpación suave de la zona puede ser dolorosa.

Dolor a la inclinación cubital de la muñeca con el dedo sujeto

El dolor es más notable cuando al realizar una desviación cubital de la muñeca con el pulgar sostenido, ésta acción desencadena dolor lo que se llama signo de Finkelstein.

Inflamación e hinchazón 

Ésta afección es caracterizada por una inflamación dolorosa de los tendones y su tejido deslizante en el compartimiento del tendón del primer extensor. Por lo que es evidente la inflamación en la base de pulgar que, si sigue desarrollándose puede abarcar la región del antebrazo.

  • Resaltes tendinosos

El tejido engrosado de la vaina del tendón que se da con la tendinitis de DeQuervain y posiblemente también la del tejido del tendón engrosado, provocan la constricción del compartimiento del tendón e induce un deslizamiento doloroso, que produce crujidos o resaltes del tendón cuando se moviliza la muñeca. Los cuales son claramente palpables y audibles.

¿Cómo lo detectamos?

El diagnóstico llevado a cabo por los fisioterapeutas suele ser clínico, es decir, basado en los síntomas físicos anteriormente mencionados. Normalmente, no se requieren radiografías ni exámenes adicionales. Se ve evidente que el agarre se disminuye por el dolor, así como la movilidad de la muñeca y el pulgar. A veces también hay entumecimiento alrededor del pulgar, ya que la inflamación puede irritar los nervios de la piel. 
Dentro de la valoración física se hace uso de la prueba de Finkelstein, en la cual el pulgar del lado afectado se coloca en una posición de flexión fuerte. Esto generalmente desencadena un dolor en el lado radial justo antes de la muñeca, dando positivo a una tendinitis de DeQuervain. De ser necesario se indicarán estudios de imagen para confirmar el diagnóstico y para descartar la presencia de otras enfermedades, algunos de los estudios más usados son la ecografía y la resonancia magnética , las cuales permiten evidenciar con detalle el desarrollo de una Tendinitis de DeQuervain.

Y además:
¿Te ha gustado el vídeo? ¡Valóralo!
No hay votos

Añadir nuevo comentario

Inicie sesión o regístrese para comentar