¿Por qué se produce el hombro congelado? Diagnóstico y tratamiento de la capsulitis adhesiva

Publicidad
Promedio: 3.2 (35 votos)
4093
103
0
(h2) Fisiobullet
(h3) Punto grueso

La capsulitis adhesiva u hombro congelado es una alteración que suele ocurrir con frecuencia, y es necesario la identificación de todos los síntomas para tratarlo a tiempo. En este vídeo te explicaremos y te daremos las claves de lo que es el hombro congelado o capsulitis adhesiva y, sobre todo, cómo no desesperarte con un proceso que a menudo es bastante largo pero por suerte tiene tendencia a la curación.

¿En qué consiste exactamente el hombro congelado?

Su propio nombre lo indica: un hombro que se queda rígido. No es posible mover el hombro ya que se “bloquea”. El hombro congelado o capsuitis adhesiva tiene un carácter idiopático, es decir, a menudo ni siquiera hay un factor que pueda relacionar con la rigidez súbita del hombro. De hecho, la etiología es desconocida también para la literatura médica. Se ha visto que hay una asociación con determinado tipo de lesiones o enfermedades secundarias y el hombro congelado o capsulitis adhesiva, pero realmente desconocemos por qué unas personas sí padecen de la capsulitis adhesiva u hombro congelado y por qué otras no.

Fases del hombro congelado o capsulitis adhesiva

Característicamente en la primera fase o fase dolorosa lo que ocurre es un aumento progresivo de dolor en el hombro. Este progreso ocurre durante varios meses (entre tres y seis meses).

Acto seguido se entra en la segunda fase o fase de congelación, en la que el dolor va disminuyendo pero el paciente va perdiendo movilidad del hombro. Es importante diferenciar en este punto el hombro congelado de otros procesos del hombro, ya que el hombro congelado se caracteriza porque el paciente no puede mover el hombro pero tampoco el especialista o el médico fisioterapeuta lo puede mover. Es decir, es una rigidez real. No es una pérdida de movilidad por dolor que evita o impide mover o bien el hombro.

La tercera fase es la fase de descongelación, que es la buena noticia. El hombro congelado o capsulitis adhesiva es un problema que tiene tendencia a la resolución incluso sin aplicar un tratamiento. Es por esto que haciendo actividades cotidianas o una pequeña o rehabilitación de fisioterapia suave sería suficiente para curarse este proceso.

¿En qué personas es más frecuente la capsulitis adhesiva u hombro congelado?

En la mayoría de los de los pacientes que sufren de capsulitis adhesiva u hombro congelado lo padecen con mayor frecuencia:

  • Personas de mediana edad (entre los 40 y los 55 años, es muy muy raro en jóvenes adolescentes y muy raro también en adultos mayores).
  • Personas con una lesión previa del hombro (una tendinitis o bien una cirugía de hombro).
  • Personas con diabetes o hipotiroidismo (tienen una mayor predisposición).

Atención: no debemos de estar paranóicos. Esta información es para al menos saber si te está pasando saber identificarlo para no entrar en nerviosismo y  acudir al especialista adecuado que confirme que realmente es el problema y no otro que necesitaría otro tipo de tratamiento.

¿Cómo se diagnostica el hombro congelado o capsulitis adhesiva?

El diagnóstico del hombro congelado o capsulitis adhesiva se realiza a través de la historia clínica: de cómo ha evolucionado ese problema, de cómo están presentes o no esas enfermedades asociadas al hombro congelado (sobre todo la diabetes, que quizá es la más prevalente) y el examen físico. Una pérdida de movilidad tanto activa como pasiva en donde ni el paciente ni el médico pueden mover el hombro pero la ecografía, la resonancia y todas las pruebas no aportan datos significativos sobre el estado del hombro determinan un hombro congelado o capsulitis adhesiva.

En el resto del vídeo observarás el tratamiento recomendado para el hombro congelado o capsulitis adhesiva y la cirugía para tratar el hombro congelado.

¿Te ha gustado el vídeo? ¡Valóralo!
Promedio: 3.2 (35 votos)

Añadir nuevo comentario

Log in or register to post comments