¿Cómo mejorar el dedo martillo del pie?

¿Cómo mejorar el dedo martillo del pie?
No hay votos
58
0
0

La formación del dedo en martillo en el pie no es tan infrecuente como se cree y se adquiere generalmente por movimientos incorrectos o la selección errónea del calzado. Esta deformidad conlleva a la formación de callos o callosidades, que no sólo resultan antiestéticas, sino que también generan importante dolor. Si ya no te no calza ningún zapato normal y el dolor también está empeorando, este artículo es para ti:

¿Cómo se desarrollan los dedos en martillo?

Los dedos en martillo se encuentran entre las deformidades más comunes de los pies y los dedos. En los casos más raros, son innatos, pero la mayoría de los casos se desarrollan progresivamente a lo largo de la vida. La causa principalmente asociada a su desarrollo es el uso de zapatos inadecuados durante un largo período de tiempo, los tacones altos permiten que el pie se deslice hacia adelante en el zapato, sobrecargando la región del antepié y por ende los dedos. Es por eso que las mujeres desarrollan más a menudo dedos en martillo que los hombres. Además, las mujeres suelen tener tejidos más blandos y flexibles en los pies que los hombres. 

El dedo en martillo puede ser de origen congénito o adquirido producto del uso de zapatos inadecuados durante un largo período de tiempo..."

Los tacones no son el único tipo de calzado que puede causar deformaciones en los pies, los zapatos demasiado pequeños, ajustados o de punta, provocan que los dedos de los pies se peguen más en la parte delantera y el poco espacio existente en este tipo del calzado impide que los dedos se pueden estirarse correctamente, por lo que adoptan una posición doblada, que, si se mantiene por largo periodos de tiempo, conlleva al desequilibrio entre los músculos extensores (extrínsecos) y los músculos flexores (intrínsecos) de los dedos, lo que consecuentemente resulta en la deformación de las articulaciones distales del antepié.

¿Los dedos en martillo siempre duelen?

Inicialmente las personas que desarrollan un dedo en martillo, no sienten mayor molestia, pero conforme va transcurriendo el tiempo la deformidad presente se va acentuando, por lo que los síntomas y los dolores aparecen. A medida que el dedo se va torciendo más y más, el roce de la piel que recubre la articulación media de los dedos afectada (interfalángica proximal) con el zapato es mayor, por lo que se desarrollan ampollas y callos en la parte dorsal del dedo en martillo que, además, de resultar antiestéticas para muchos, ocasionan notable dolor.

¿Qué puedo hacer para el dedo martillo del pie?

Siempre que los dedos de los pies sigan siendo flexibles, la deformación puede atenuarse o corregirse mediante medidas terapéuticas no quirúrgicas. Tales como:

Plantillas especiales para los zapatos

Un dedo en martillo desmejora la biomecánica del pie, por lo que los puntos de apoyo normales de los pies, se ven alterados, como medida terapéutica recomendamos el uso de plantilla con almohadillas en la zona debajo de las cabezas de los metatarsos. Una almohadilla es una elevación acolchada en el inserto de la plantilla alivia y al mismo tiempo apoya y estabiliza al pie. Recomendamos que estas plantillas sean diseñadas por un experto en podología que tome su huella y realice una plantilla específica para sus características.

Férulas correctivas para el dedo en martillo

Estas órtesis cuentan con un lazo o banda que frecuentemente de adhiera a una plantilla a través de una banda de velcro, lo que corrige la deformidad de manera pasiva, así como el dedo se deformo por un posicionamiento incorrecto, el dedo se adapta a la corrección ejercida por el uso constante de estas férulas, lo que inicialmente brinda a alivio al dolor, reduce el riesgo de aparición de callosidades y puede enderezar el dedo curvado a largo plazo. 

Camine mucho descalzo

¡Lo mejor que puedes hacer para mejorar la salud de tus pies! Especialmente en la infancia o mientras los pies sigan creciendo, caminar descalzo es muy beneficioso, porque es la forma más práctica, fácil y eficaz de fortalecer los músculos del pie, lo que conlleva a una forma fisiológica del pie. Caminar sobre superficies suaves e irregulares como la arena de la playa o el césped en el jardín puede ayudarte a fortalecer las musculatura plantar de tus pies y atenuar la deformación presente.

Elija un calzado adecuado

Tenga en cuenta que la selección inadecuada del calzado, puede haber sido el factor causal de que sus dedos se curven, por lo es importante prestar atención a los zapatos que usa diariamente. Los modelos las bailarinas o zapatillas ultra planas o los tacones con punta estrecha no deben ser seleccionados o al menos usarlos por breves periodos de tiempo, para evitar que la deformación siga avanzando. Si ya padeces un dedo en martillo, es importante que selecciones zapatos que tengan un buen soporte en el arco plantar, que posean una buena sujeción, que cuenten con espacio en la zona del antepié y que la punta del zapato no sea puntiaguda, sino más bien redondeada o cuadrada.

Realice ejercicios enfocados en el fortalecimiento de sus pies

Los ejercicios enfocados en el fortalecimiento de los músculos flexores del dedo del pie y el aumento de la dorsiflexión del tobillo pueden revertir o prevenir la deformidad del dedo en martillo. Algunos ejercicios fáciles de hacer son: arrugar una toalla en el piso con los dedos de los pies y tomar los dedos de los pies llevarlos hacia abajo manteniendo la postura por 20 segundos.

Mantenga un cuidado constante de la salud de sus pies

Ya sea que se tome el tiempo para cuidar sus pies con regularidad o si elija un profesional en podología para el cuidado de los pies. En cualquier caso, nuestros pies necesitan atención, para contrarrestar callos, ampollas, revisar las plantas y los dedos de los pies por lesiones, mantener las uñas en forma, mantener la salud de la piel entre otras cosas.

Todas estas recomendaciones realizadas de manera constante y rigurosa podrán ayudarte a prevenir y aliviar los síntomas, y a evitar que la deformidad no empeore más o, en el mejor de los casos, que se corrija la curvatura anormal del dedo.

Y además:
¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!
No hay votos

Añadir nuevo comentario

Inicie sesión o regístrese para comentar