La enfermedad de Parkinson. Signos, síntomas, fases y tratamiento en fisioterapia.

La enfermedad de Parkinson. Signos, síntomas, fases y tratamiento en fisioterapia.
arriba
Me gusta
19634
154
0
(h2) Fisiobullet
(h3) Punto grueso

La enfermedad de Parkinson se describe como una enfermedad neurodegenerativa crónica y progresiva, ya que causa trastornos del movimiento progresivos. Esto resulta en una pérdida de células del cerebro responsables de la producción de dopamina, un neurotransmisor que actúa como un mensajero entre las diferentes células del cerebro involucradas en el control del movimiento.
La enfermedad afecta ligeramente más a menudo hombres que en mujeres, por lo general después de los 55 años, pero lo cierto es que algunas personas se ven afectadas más joven.

En este artículo se da una breve descripción de la enfermedad, ofrece algunos ejercicios básicos y habla sobre el papel de la fisioterapia en el tratamiento de esta enfermedad.

Factores de Riesgo de la Enfermedad de Parkinson.

Factores ambientales

Algunos factores ambientales están actualmente asociadas con la enfermedad de Parkinson:
• contaminantes químicos;
• herbicidas;
• plaguicidas;
• carbono;
• hierro;
• manganeso.
Estos factores se observan con mayor frecuencia en las zonas rurales que en las zonas urbanas, en las que hay, por ejemplo, lagos contaminados donde el agua todavía puede considerarse potable por los locales.

Otros factores de riesgo:

• funcionamiento anormal de las sustancias cerebrales;
• traumatismo (lesión en la cabeza, derrame cerebral, etc.);
• medicamentos relacionados con ciertas enfermedades psiquiátricas;
• ciertos virus (por ejemplo, el virus del Nilo Occidental).

En cuanto al factor genético, los investigadores aún no han establecido una correlación precisa. Este factor está presente en algunas familias, mientras que está ausente en otros.

Síntomas y fases de la Enfermedad de Parkinson.

Los signos motores (TRAP)

• Temblor
• Rigidez
• Acinesia (dificultad para iniciar los movimientos)  y bradicinesia (lentitud de movimiento irregular)
• Postura

Los signos no motores:

• Depresión, Dolor, disfunción autonómica, la demencia de Parkinson
• Ansiedad, apatía
• Trastorno del sueño
• Alucinaciones, psicosis
• Fatiga
• El deterioro cognitivo

Desde el punto de vista patológico, la enfermedad se describe en cuatro fases evolución separada:
• Diagnóstico de fase: el médico diagnostica la enfermedad y se propone el tratamiento inicial con el fin de evitar complicaciones.
• Fase de luna de miel (6-8 años) período en el que el paciente responde bien a la medicación y obtiene alivio de sus síntomas.
• Fase de complicaciones motoras y no motoras: el tratamiento médico es menos eficaz.
• Fase declive.

Los profesionales de la salud también utilizan una categorización general (HOEHN Yahr), vinculada a la movilidad, para describir las diferentes etapas de la enfermedad de adaptar las intervenciones en función de las cuestiones específicas de cada fase.

Por lo general, la fisioterapia hace presencia desde la Etapa 3 ofreciendo ejercicios para evitar caídas al paciente. Sin embargo, desde la etapa 1 es ampliamente recomedada para la prevención, el asesoramiento o para asistir a clases de ejercicios según consideren los profesionales.

Papel de la fisioterapia en la enfermedad de Parkinson

Será necesario como pacientes recibir atención de un equipo interdisciplinario especializado en Parkinson que se compone de fisioterapia profesional, nutrición, terapia ocupacional, terapia del habla, trabajo social y enfermería.

Estos profesionales trabajan en estrecha colaboración con un médico para tratar a los pacientes con enfermedad de Parkinson. La comunicación entre estos es esencial para establecer el perfil general del paciente para que sea lo más realista posible con el fin de ofrecer el plan de intervención que mejor se adapte a sus necesidades. Deberán tener en cuenta que cada paciente es único y el plan es individualizado. Sin embargo, antes de la fase 3, los ejercicios ofrecidos por los profesionales de terapia física son a menudo más generales.

Como fisioterapeuta, el papel es evaluar:
• Signos motores y signos no motores;
• Las diferentes etapas de la enfermedad;
• Los efectos secundarios de la medicación de la Enfermedad de Parkinson;
• Interrelaciones entre los signos clínicos de la enfermedad y su impacto en el nivel funcional y la calidad de vida de los pacientes;
• Análisis clínicos apropiados;
• La recopilación de datos completa (cumplimiento de la medicación, el nivel de actividad habitual, estilo de vida, etc.);
• Apoyo social, el nivel funcional de la base de pacientes;
• Objetivos o expectativas de la paciente.

Posteriormente, un análisis de todos estos elementos establecerá las mejores estrategias (ejercicios y otros) para compensar los problemas con el fin de mejorar o mantener la independencia funcional.

Además de las estrategias propuestas, el fisioterapeuta podrá para asesorar, ayudar, informar y educar a las familias, en particular sobre la importancia de ayudar y al mismo tiempo promover la participación del paciente, ya que es importante que se conserve la mayor movilidad e independencia posible.

Tratamiento y prevención de la enfermedad de Parkinson

Por diversas razones relacionadas con la movilidad, es esencial que los ejercicios recomendados para los pacientes estén disponibles y fácilmente accesibles para ellos. Estos ejercicios están dirigidos principalmente a mejorar:

Capacidad aeróbica;

• iniciar movimientos.
• Independencia funcional en las transferencias, las actividades de la vida diaria.
• Seguridad en el hogar con consejos sobre el medio ambiente.

• Marcha
   

 

• El equilibrio y la flexibilidad;

 

Entre los diversos medicamentos que se utilizan para el control de la sintomatología de la enfermedad encontramos aquellos que pueden tener efecto inmediato, por ejemplo, poco tiempo después de comenzar a tomarlo, el movimiento del paciente suele ser mucho más fácil. Su fisioterapeuta sabrá cuál será el mejor momento para llevar a cabo la sesión de rehabilitación para así obtener mejores y más provechosos resultados.

Este programa de ejercicios deberá ser coordinado e impartido por su fisioterapeuta, podría implementarse diario de acuerdo a las necesidades y objetivos de cada persona. Un paciente con enfermedad de Parkinson se verá limitado en la realización de las actividades de la vida diaria, es por eso que a medida que la enfermedad evolucione, el tratamiento deberá ser modificado para ayudarle a ser lo más activos e independientes posible para el cumplimiento de los objetivos anteriormente propuestos por el fisioterapeuta y la familia.

Además de los ejercicios y la medicación, la autogestión de la enfermedad de Parkinson y la adquisición de la capacidad de actuar y son factores de éxito importantes.

 

Añadir nuevo comentario

Inicie sesión o regístrese para comentar