¿Qué hacer si te diagnostican artrosis del pulgar?

¿Qué hacer si te diagnostican artrosis del pulgar?
No hay votos
99
0
0

La artrosis es una alteración articular que se ha ido convirtiendo en un problema común en la población, debido a la intensidad y frecuencia con la que se realizan las actividades cotidianas, laborales y los deportes. Por lo tanto, lesiones como la rizartrosis han incrementado su frecuencia hasta causar serias limitaciones articulares en el dedo pulgar y para realizar todas aquellas actividades que incluyen a esta articulación metacarpofalángica. Es debido a lo anterior, que en el siguiente artículo podrás encontrar información y ejercicios para disminuir los síntomas de la artrosis del pulgar.

¿Cómo tratar la artrosis del pulgar?

Aunque la rizartrosis constituye un problema que afecta al cartílago articular de la base de la del primer hueso metacarpiano junto con la superficie del hueso trapezoide, este tipo de artrosis también afecta la funcionalidad de la muñeca por su proximidad y de la mano en general. Por lo que el tratamiento de fisioterapia debe ir encaminado a tratar a todos los tejidos que se localizan en la región.

"La rizartrosis es una lesión frecuente que ocasiona dolor y rigidez en la articulación del dedo pulgar"

Por lo tanto para tratar la rizartrosis se recomienda lo siguiente:

  1. Aplicar calor mediante compresas para relajar la musculatura y los demás tejidos.
  2. Realizar estiramientos suaves en la musculatura de la mano, muñeca y dedos.
  3. Incorporar pausas activas en las actividades repetitivas.
  4. Evitar el uso excesivo de aparatos electrónicos, tal como son los celulares y escribir en la computadora.
  5. Comenzar a ejecutar ejercicios enfocados en los miembros superiores.
  6. Además, parte del tratamiento también puede incluir consumir alimentos ricos en glucosamina y colágeno, ya que estas son sustancias que se alteran por el desgaste articular.

Pulse para obtener información sobre los signos radiológicos que indican la artrosis del dedo pulgar. 

¿Qué es bueno para la artrosis del pulgar?

Para disminuir el dolor, la rigidez y la limitación articular que caracteriza a este tipo de enfermedad, se recomienda comenzar cambiando los hábitos que aumentan la lesión así como también incluir intervenciones enfocados en aliviar los síntomas en general, por lo que la fisioterapia se convierte en un área de la salud importante para estos pacientes. 

Además de lo mencionado anteriormente, se recomienda consumir suplementos alimenticios destinados a mejorar la salud de la articulación, evitar movimientos repetitivos y de alta intensidad, mantener una alimentación balanceada, realizar diferentes ejercicios, usar órtesis en caso de ser necesario y consumir medicamentos indicados para controlar el proceso inflamatorio y el dolor.

Tratamiento fisioterapéutico de la artrosis del pulgar

Las técnicas y métodos usados en fisioterapia constituyen un tipo de tratamiento conservador, ya que se realizan con el objetivo de evitar la cirugía, por lo que las intervenciones irán variando de acuerdo al grado de la lesión en la articulación del pulgar. 

Destacando entre las más efectivas las mencionadas a continuación:

Automasajes para el pulgar

Los tejidos y con especial los músculos pueden presentar exceso de tensión, por eso aprender a masajear el dedo pulgar puede ayudar a disminuir el dolor causado por el daño en la articulación.

Uso de órtesis

Las órtesis son un tipo de herramienta utilizadas comúnmente para el tratamiento de la rizartrosis, ya que brindan estabilidad y soporte a la articulación.

Automasajes globales

Aunque el problema principal se desarrolla en la base del primer dedo, todas las estructuras de la mano pueden resultar afectada porque terminan trabajando con más carga de la normal, por eso en el tratamiento deben incluirse técnicas para evitar otras sobrecargas en los músculos. Es por eso que en el siguiente vídeo podrás encontrar información al respecto:

Frío o calor dependiendo de la etapa

Cuando la rizartrosis se encuentra en etapas iniciales presenta síntomas y signos diferentes a cuando ya esta en sus etapas crónicas, por lo que la aplicación de frío o calor dependerá en gran medida de la principal característica clínica que presenta la mano del paciente.

Además de todas las intervenciones descritas, se recomienda realizar:

  • Ejercicios de fortalecimiento con herramientas como las pelotas de goma para aumentar la fuerza muscular. Estos pueden incluir movimientos de flexión y extensión de los dedos, prensión y de rotación. 
  • Movilizaciones activas y pasivas para mantener la amplitud articular.
  • Aplicación de vendaje neuromuscular para contribuir con la alineación articular y evitar deformidades.
  • Realizar actividades para trabajar la manipulación fina, tal como trabajos con pinza, agarre y sostener objetos de diferentes tamaños.
  • Colocar TENS para aliviar el dolor. 
  • Aplicar estiramientos suaves y progresivos. Estos deben abarcar la musculatura de antebrazo, muñeca y mano.

Finalmente, se le recomienda a los pacientes con problemas en el pulgar, que realicen los distintos ejercicios de forma regular, para así evitar que la enfermedad progrese y se tenga que recurrir a cirugía.

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!
No hay votos

Añadir nuevo comentario

Inicie sesión o regístrese para comentar