Correr en el agua. Beneficios y ventajas en la rehabilitación de lesiones

Publicidad
Correr en el agua. Beneficios y ventajas en la rehabilitación de lesiones
No hay votos
15669
165
1
(h2) Fisiobullet
(h3) Punto grueso

El ejercicio acuático es una actividad de bajo impacto que genera una disminución de la presión de los huesos, las articulaciones y los músculos. Además el agua ofrece una resistencia natural, que ayuda a fortalecer los músculos. Por otra parte hay que tener presente que se puede hacer ejercicio acuático si no sabes nadar, ya que hay múltiples alternativas y ejercicios acuáticos que se pueden realizar sin la necesidad de dejar de tener contacto con el suelo.

Para caminar en el agua es importante la altura a la que esté el agua, cuanto más alta esté, más resistencia nos hará, lo más aconsejable es que la altura del agua no rebase la cintura de la persona, es importante evitar caminar en puntas de pie, y mantener la espalda recta.

Para aumentar la resistencia, las manos y los brazos se pueden mover a través del agua, otra opción es la utilización de telas de mano u otros dispositivos para aumentar la resistencia. Un calzado adecuado de goma es muy aconsejable para ayudar a mantener la tracción en la parte inferior de la piscina.

Correr bajo el agua como parte de la rehabilitación

El correr bajo el agua puede ser un excelente sustituto de la práctica de correr mientras se rehabilita una lesión, ya que su ejecución requiere la utilización de los mismos músculos con el beneficio de que se evitan las duras consecuencias de la gravedad.

No todas las lesiones requieren el mismo tratamiento, sin embargo, correr bajo el agua es más beneficioso para el tratamiento de lesiones como fracturas en la pierna, tendinitis y fascitis plantar. Además, correr bajo el agua no sólo está indicado para la prevención de lesiones, puede sustituir una o dos carreras semanales para mantener el nivel de acondicionamiento físico evitando el riesgo de lesiones asociadas con un alto kilometraje.

Existen dos técnicas para correr bajo el agua: una con el agua hasta la cintura en la que se corre con los pies apoyados en el fondo de la piscina, y otra en la que el corredor está lo suficientemente inmerso en el agua que sus pies no logran tocar el fondo de la piscina. En esta segunda técnica los corredores replican el movimiento de correr permaneciendo en el mismo lugar o moviéndose lentamente hacia adelante. Ambas técnicas hacen trabajar al cuerpo de forma similar y requieren la misma mecánica.

Cuando se corre bajo el agua, el cuerpo debe permanecer lo más vertical posible evitando la inclinación del pecho hacia adelante y manteniendo el movimiento coordinado de brazos y piernas similar al movimiento que realizan cuando corremos en tierra firme. Al correr bajo el agua se puede utilizar un cinturón de flotación, recomendado para principiantes hasta que éstos se sientan cómodos en el agua para progresar a correr sin el cinturón.

¿Te ha gustado la infografía? ¡Valórala!
No hay votos

comentarios (1)

Comentario

Imagen de Hugo Chinchilla
Hugo Chinchilla

El ejercicio acautico es muy bueno para recuperarse de lesiones deportivas, mi fisoterapeuta de Marbella me reseto mucho ejercicio acuatico y me ayudo muchisimo.

 

Añadir nuevo comentario

Log in or register to post comments