La almohada, la cabeza de turco de los dolores cervicales, ¿Es la culpable?

Publicidad
La almohada, la cabeza de turco de los dolores cervicales, ¿Es la culpable?
Promedio: 3.4 (7 votos)
18602
141
0
(h2) Fisiobullet
(h3) Punto grueso

Dura, blanda, baja, alta, de plumas, viscoelástica o espuma… Siempre discutimos sobre cuál es la mejor forma o el mejor material para fabricar una almohada y dormir lo mejor posible. Pero, ¿realmente es necesaria la almohada para dormir?

La eterna pregunta: ¿es realmente necesaria la almohada para dormir?

Durante millones de años el ser humano durmió sin almohada. Se dice que las primeras almohadas fueron utilizadas en las primeras civilizaciones mesopotámicas, alrededor del año 7800 a.C., e incluso el número de almohadas que se usaba simbolizaban un estatus social alto. Desde entonces la almohada fue introducida al mundo, aclamando reducir o curar problemas de cuello, hombros y espalda al dormir.

Pero lo cierto es que el uso o no de la almohada no es obligatorio, sino que depende de cómo te sientas más cómodo al dormir. Te contamos todo en el siguiente video:

¿Cuál es la mejor almohada para mí? Dura, blanda, alta, baja, anatómica, de latex... 

¿Cuál es el mejor tipo de almohada para dormir, descansar y cuidar tus cervicales y tu cuello? Te lo contamos en éste video.

Como pudiste apreciar en el video, la almohada en columnas cervicales sanas no es necesaria. Sólo cuando se presentan problemas como rigidez cervical con ciertos niveles de artrosis (problemas muy frecuentes hoy en día) es cuando se hace necesaria e imprescindible el uso de la almohada, debido a que el apoyo logra un sueño adecuado y evita la agravación de procesos disfuncionales que estén intentando curarse.

Duermo mal tanto con como sin la almohada, ¿qué hago?

Muchas marcas que ofrecen almohadas ergonómicas, prometiendo que el descanso será placentero y durará toda la noche con esa almohada que venden. Las almohadas varían en forma, tamaño, material, resistencia e incluso zona del cuerpo. Pero, ¿cuántos de éstos productos han sido diseñados por expertos reales en ergonomía? La respuesta es que muy pocos. Muchas marcas sólo estpan interesadas en la venta del producto más que en el cumplimiento de lo que aclaman. Es importante en éste caso que consultes con un profesional en fisioterapia, ya que él se encargará evaluar tus condiciones físicas, preguntarte qué postura te es más cómoda para dormir y en base a eso determinará o adaptará tanto la altura de apoyo como la cantidad y el tipo de almohadas necesarias para que puedas dormir mejor, además de otros consejos que puedan ayudarte a dormir tranquilo.

Otra razón por la que puedes no estar durmiendo bien es el estrés. Típico de la Ley de Murphy: en esos días en los que necesitas descansar para recuperar energías es cuando peor duermes. Y el no descanso por culpa del estrés termina generando más estrés, este nuevo estrés no te deja dormir, y así… Es necesario que sea identificada la situación estresante y bajar esos niveles: dedícate un tiempo para ti, practica actividad física que te guste, come bien e incluso visita a un especialista que te brinde apoyo y te de consejos si de verdad crees que necesitas ayuda para manejar tus niveles de estrés. ¡Recuerda que mantener niveles altos de estrés afecta tu salud!

¿Qué cosas además de la almohada tengo que tener en cuenta cuando voy a dormir?

Pues el colchón y la postura al dormir son 2 factores igualmente importantes para que tus horas de descanso sean completas y recuperes energías. Sin embargo sucede igual que con las almohadas: el tipo, forma y material y la postura al dormir dependen de tú comodidad.

Cuál es la mejor postura para descansar y otros consejos para dormir mejor 

Si bien es cierto que si una persona tiene la espalda sana podrá dormir en la postura que quiera y no le provocará dolor, hay personas que son más susceptibles. Observa éste video sobre algunas recomendaciones para dormir.

Hay gente que prefiere dormir en colchones que son prácticamente tablas, y si le cambian el colchón a uno sueva no puede dormir; como hay personas que duermen boca arriba y si por alguna razón son sometidas a dormir de lado no descansan bien. Debes ir experimentando tú mismo, y vas a sentir las diferencias a corto plazo y ajustar o adaptar los recursos para unas horas de sueño más placenteras.

¿Te ha gustado la infografía? ¡Valórala!
Promedio: 3.4 (7 votos)

Añadir nuevo comentario

Log in or register to post comments