Cuándo hago deporte tengo dolores ¿qué hago?

arriba
Me gusta
1071
38
0
(h2) Fisiobullet
(h3) Punto grueso

Son muy frecuentes en las consultas de fisioterapia aquellos pacientes que han empezado a hacer deporte hace poco tiempo y se consiguen con dolores específicos o generales. Pero esos dolores ¿son de preocuparse? ¿Qué significa el dolor que tengo? ¿Qué puedo hacer para disminuir el dolor? En este vídeo te explicamos detalle a detalle esto.

¿Qué tipos de dolores puede provocar el hacer deporte? 

¿Con qué tipo de dolores nos podemos encontrar al realizar ejercicio? Pues hay una gran variedad de dolores. Tenemos:

  • Dolores tendinosos en rodilla o tobillos.
  • Dolores musculares en pantorrillas o muslos.
  • Dolores en la cadera, ingle o nalga.
  • Dolores en los pies.
  • Dolores de espalda.

Atención: no hablamos de dolores que no “se quedan a vivir” con nosotros, dolores específicos, no dolores que hoy son en un lugar y otro día se presentan en otro u otros lugares además de estar acompañados de malestares… Todo esto no tiene que ver con lesiones concretas (de las que sí te hablamos en este artículo).

¿Por qué la actividad física duele?

Esta es una pregunta que se hacen muchos, sobre todo aquellos que están empezando a aumentar su nivel de actividad física (en personas con un nivel de actividad física alto también sucede, pero sucede en forma de rachas). Aquí te enumeramos algunas de las razones por las que se produce el dolor:

  1. Desequilibrio mecánico. Los desequilibrios mecánicos tienen mucho que ver con desequilibrios tendinosos, musculares.
  2. Malos cuidados musculares. El no realizar estiramientos o relajación luego del ejercicio.
  3. Mala adaptación. ¿Estás empezando a hacer ejercicio? Tu cuerpo está adaptándose.
  4. Alimentación en hidratación. Necesitamos nutrientes y mantenernos hidratados para que no nos duela nada.
  5. Nivel energético y emocional. Si la mente no se siente bien, el cuerpo tampoco se sentirá bien.

¿Qué puedo hacer para disminuir el dolor después del ejercicio?

Para disminuir el dolor que se produce luego de hacer ejercicio te recomendamos:

  • Asumir ciertas molestias con normalidad. ¡El cuerpo se adapta al ejercicio más rápido de lo que crees!
  • Optimizar tu mecánica. Hacer los ejercicios correctamente te ayudará a no lesionarte.
  • Asumir un nivel más bajo de actividad o incluso reposar del ejercicio.

Añadir nuevo comentario