Diagnóstico de la rotura de menisco. Cómo saber si la padeces.

Publicidad
No hay votos
138
0
0
(h2) Fisiobullet
(h3) Punto grueso

Los meniscos son estructuras amortiguadoras que se encuentran dentro de la articulación de la rodilla, cuando estas estructuras se ven lesionadas en ocasiones puede alterar la biomecánica del movimiento de la rodilla, por lo que un menisco en buen estado es fundamental para mantener la salud de la rodilla, aprende cuales son las señales clave para saber si tienes el Menisco Roto:

Conceptos de Base

¿Qué es una rotura de menisco?

Una rotura de menisco en la rodilla es una lesión de rodilla bastante común que consiste en la pérdida de continuidad del menisco bien sea interno o externo, pueden presentarse cortes o desgarros longitudinales u oblicuas de uno de los meniscos.

"Consiste en la pérdida de continuidad del menisco bien sea interno o externo."

No solo los atletas jóvenes, sino también los pacientes mayores pueden verse afectados. En pacientes de edad avanzada, a menudo la rotura ocurre debido a un daño degenerativo, que ocurre a veces con solo un pequeño esfuerzo en la articulación de la rodilla. 

¿Cómo se produce la rotura de menisco?

Una rotura de menisco puede ocurrir bajo diferentes condiciones, por lo general, esto ocurre durante la torsión de la articulación de la rodilla durante las actividades deportivas, pero también bajo carga se puede experimentar una rotura de menisco, que a veces se acompaña de un bloqueo de la articulación.

La flexión extrema de la articulación de la rodilla y el efecto del peso de todo el cuerpo causan fuertes fuerzas en el menisco que pueden llevar a la lesión del mismo, además, una alteración del eje de la pierna en la articulación de la rodilla como ocurre por el genu varo y genu valgo, las fuerzas que actúan en la articulación de la rodilla pueden cambiar para que porciones del menisco se degeneren más rápido hasta alcanzar una rotura.

diagnóstico de la rotura de meniscos

Signos y Síntomas

  • No es obligatorio que aparezca ni dolor ni inflamación

Con cada movimiento de la articulación de la rodilla, los meniscos también se mueven. Si la rodilla está doblada, el cartílago se desliza hacia atrás. Cuando se estiran, caminan hacia adelante. Si la rotura se presenta en la proporción no vascularizada del menisco, la inflamación puede que no se haga presente, también ocurre cuando la lesión en el menisco es menor.

  • Chasquido en roturas agudas

Los meniscos son estructuras cartilaginosas que cuando se ven lesionan brindan un sonido de chasquido, no sólo en el momento de la lesión sino también durante el movimiento de la rodilla después de la lesión.

  • Dolor más o menos puntual en interlinea

Debido a que los meniscos se encuentran ubicados entre el medio del fémur y la tibia no es de extrañar que cuando existe alguna lesión de los mismo, el dolor sea reflejado en la línea media articular de la rodilla.

  • Limitación de la extensión total o flexión complete

Dependiendo del tamaño y extensión de la rotura, pueden ocurrir varios síntomas que impiden a los afectados los movimientos en diversos grados de la rodilla.

  • Sensación de bloqueo

Los meniscos contribuyen al desplazamiento de la tibia sobre el fémur, en caso de rotura del menisco, este desplazamiento se ve restringido.

  • Dolor a los giros

De igual manera al realizar movimiento de torsión tibial, la lesión puede reflejar no sólo restricción si no dolor a los giros de la tibial sobre el fémur.

¿Cómo lo detectamos?

Es posible detectar la rotura de menisco en base a una anamnesis y el examen físico, en donde se prueba la movilidad de la articulación de la rodilla en diferentes posiciones específicamente el movimiento de los meniscos puede ser valorado mediante pruebas ortopédicas como el Test de McMurray el cual consiste en posicionar al paciente en decúbito supino y con la rodilla en flexión, realizar movimientos de rotación externa de la tibia con una fuerza de valgo sobre la rodilla que en caso de presentar dolor, chasquido o incomodidad confirma una lesión del menisco interno y con el movimiento de rotación interna con una fuerza de varo sobre la rodilla si se presenta dolor, chasquido o incomodidad confirma una lesión del menisco lateral o externo.Dado que la grieta en el espacio medio articular de la articulación de la rodilla causa un dolor relativamente claro, el diagnóstico ya puede asegurarse de esta manera.

"Es posible detectar la rotura de menisco en base a una anamnesis y el examen físico, en donde se prueba la movilidad de la articulación de la rodilla."

Sin embargo, si se desea confirmar dicho diagnóstico se puede lograr con estudios de imagenología como la resonancia magnética (RM) con la cual se obtiene imágenes detalladas de todos los tejidos blandos, por lo que se evidencia fácilmente el estado de los tendones, ligamentos y meniscos revelando el curso actual de la rotura de menisco, la longitud y la ubicación exacta del daño meniscal.

 

¿Te ha gustado el vídeo? ¡Valóralo!
No hay votos

Añadir nuevo comentario

Inicie sesión o regístrese para comentar