Caminar por la playa. Virtudes efectos y beneficios en la recuperación de lesiones

Publicidad
No hay votos
23346
244
0
(h3) Punto grueso
(h2) Fisiobullet
(h3) Punto grueso

Desde que era pequeño, unos de mis recuerdos más tempranos sobre lesiones y recuperaciones está ligado a caminar por la playa como ayuda para recuperar mejor fracturas, esguinces y otras lesiones.

Obviamente vivo cerca del mar por lo que esto por aquí es especialmente fácil. Si eres de interior, esto puede que te interese o te parezca curioso, pero claro está no creo que lo practiques.

Recuperación de lesiones. ¿Qué tiene que ver la playa?

Uno de mis primeros trabajos y durante 5 años, lo desarrollé en una mutua de accidentes laborales en la que vi y traté cientos de casos de fracturas, esguinces y traumatismos diversos. Dadas mis recuerdos infantiles (no por mis estudios) recomendaba a mis pacientes que fueran a pasear por la playa metiendo los pies en el agua.

Lo cierto es que pocos fueron los casos en los que los pacientes no me dijeron lo bien que les estaban sentando estos paseos, lo que sentian que les descargaba, deshinchaba y reducía las molestias.

Lo cierto es que nunca me sorprendieron estos resultados, ni siquiera fueron una confirmación de lo que ya sabía. Era algo que tenía tan asumido...

¿Por qué funciona? ¿Por qué ayuda en la rehabilitación?

Si lo pensamos bien, no tiene mucho sentido a nivel de explicación racional ya que mas allá de los efectos térmicos y mecánicos no tiene mucho más y sin embargo aporta más. Vamos a ver cuales pueden ser sus efectos:

  • El agua de mar está fresca y eso siempre ayuda a desinflamar y tiene un efecto rebote de aumento de la circulación sanguinea. Además, el frio disminuye la conducción nerviosa por lo que el dolor y la conducción de los estímulos dolorosos también disminuye. Si encima entramos y salimos del agua tenemos además un efecto de contraste térmico y circulatorio.
  • Pisamos en un terreno que nos ofrece una resistencia relativa y muy variable según estemos en arena seca, húmeda, mojada o dentro del agua. Esto, supone una variación de estímulos propioceptivos y del trabajo muscular necesario para caminar
  • Sin mucha información al respecto, no creo que aspectos como la salinidad del agua tengan ningún efecto beneficioso al menos reconocido y comprobado y sin embargo y como decia antes algunos de los efectos obtenidos van más alla de los efectos que he descrito.

No se si el mar y la playa tienen un efecto más allá de lo conocido sobre el organismo pero lo cierto es que cuando vas a la playa, el cuerpo y las sensaciones con que vuelves a casa, es nítidamente distinto al que te proporciona un paseo por el monte o por las calles de tu ciudad.

¿El golpe de las olas?¿La sal?¿Aspectos energéticos del mar? No lo se... eso si, lo que tengo bien claro y cientos de pacientes me lo han confirmado es que ayuda y sienta muy bien.

¿Te ha gustado el vídeo? ¡Valóralo!
No hay votos

Añadir nuevo comentario

Log in or register to post comments