Ejercicios de pilates para disminuir la rigidez en el cuello

Publicidad
Promedio: 2.6 (10 votos)
1938
44
0
(h2) Fisiobullet
(h3) Punto grueso

Si sientes que tienes la columna cervical muy rígida y la musculatura muy tensa, este vídeo te será de gran ayuda. Lara Barreiro te enseñará tres ejercicios de pilates muy sencillos para flexibilizar las cervicales.

Causas de la rigidez cervical

Las cervicales debemos mantenerlas flexibles para evitar tener rigidez en la zona, esta rigidez cervical puede aparecer por: 

  • Tensión muscular (lo más habitual)
  • Hernias y/o protusiones
  • Artrosis
  • El ritmo de vida de la sociedad actual nos lleva a lo anterior:
  • El estrés laboral y psicológico incrementa la tensión muscular
  • El paso del tiempo provoca un desgaste articular en la zona, desarrollándose la artrosis.

Ejercicios a realizar

Los ejercicios que realizaremos son los siguientes: 

  • Gato: movilización cervical (4 repeticiones).
  • Rotación de cabeza con pelota contralateral en mano (4 repeticiones): 
  • Movilizaciones sobre la pelota (4 repeticiones) 

Recuerda: Para estos ejercicios la respiración es muy importante.

Gato: movilización cervical

Posición inicial: Posición de cuadrupedia con rodillas separadas a la anchura de las caderas. Los pies en flexión, apoyando los dedos. Las manos separadas al ancho de los hombros justo por debajo de ellos. Los codos deben estar mirando hacia afuera para no trabajar con la articulación bloqueada. Cuello alargado, debe existir una línea entre la nuca, la zona dorsal y el sacro. 

Comenzamos el ejercicio realizando círculos con la cabeza (buscando abarcar todo el rango de movimiento), luego cambiamos el sentido. Ten mucho cuidado con los mareos.

El segundo movimiento es flexionar y extender el cuello, miramos hacia el ombligo y luego al frente.

Rotación de la cabeza con pelota contralateral en mano

Posición inicial: boca arriba con las piernas flexionadas y los pies separados a lo ancho de las caderas. Pequeña curva bajo la zona lumbar. Brazos a los dados y estirados. Hombros bien hacia atrás y cabeza en una posición intermedia (barbilla no muy pegada al pecho o llevada hacia atrás).

Apretamos una pelota pequeña en la mano derecha y al mismo tiempo giramos la cabeza hacia la izquierda, es decir, al lado contrario de la pelota. 

Repetiremos el ejercicio hacia el lado contrario.

En el resto del vídeo te enseñaremos cómo hacer el último ejercicio.

¿Te ha gustado el vídeo? ¡Valóralo!
Promedio: 2.6 (10 votos)

Añadir nuevo comentario

Log in or register to post comments