Encuentra tu clínica más cercana

Mapa de provincias de España A CORUÑA PONTEVEDRA OURENSE LUGO ASTURIAS LEÓN ZAMORA SALAMANCA CÁCERES BADAJOZ HUELVA SEVILLA CADIZ CANTABRIA PALENCIA VALLADOLID ÁVILA TOLEDO CIUDAD REAL CÓRDOBA MÁLAGA BURGOS SEGOVIA SORIA VIZCAYA GUIPUZCOA ÁLAVA LA RIOJA MADRID NAVARRA GUADALAJARA CUENCA ALBACETE JAÉN GRANADA ALMERÍA MURCIA HUESCA ZARAGOZA TERUEL CASTELLÓN VALENCIA ALICANTE LLEIDA TARRAGONA BARCELONA GIRONA SANTA CRUZ DE TENERIFE LAS PALMAS BALEARES CEUTA MELILLA

El control de la respiración

El control de la respiración
Promedio: 3.1 (161 votos)
94874
391
1

Únete a nuestra comunidad de nuestro canal de FisioOnline en Youtube

Respiramos continuamente(1)… respiramos de día, de noche, cuando hacemos deporte y cuando estamos concentrados leyendo algo. Es más, adecuamos el ritmo de la respiración a la tarea que estamos realizando, y todo ello sin pensarlo, lo hacemos de manera automática ¿Cómo es posible?

El control de la respiración

El control de la respiración se produce de forma automática(2), los encargados de llevar a cabo esta respiración son los centros nerviosos respiratorios, situados en el bulbo y en la protuberancia, aunque también puede controlarse de forma voluntaria sobre todo si queremos modificar el ritmo respiratorio, estos centros respiratorios controlan la frecuencia y el ritmo respiratorios.

Los centros respiratorios se activan cuando reciben estímulos de una serie de receptores periféricos(3), situados a los largo del cuerpo y que van a estar evaluando la situación química, en sangre y tejidos. Los estímulos que recogen estos centros viajan a través del nervio vago a la musculatura respiratoria y así se regula la respiración.

Los receptores fundamentales que van a transmitir información a los centros respiratorios son:

  • Quimiorreceptores centrales: Se sitúan en el líquido cefalorraquídeo. Estos quimiorreceptores se estimulan cuando disminuye el pH del líquido cefalorraquídeo y para activar el centro respiratorio y aumentar la frecuencia respiratoria.
  • Quimiorreceptores periféricos: Situados a nivel de los cuerpos carotídeos en el cuello aproximadamente por detrás de los músculos esternocleidomastoideos. Los cuerpos carotídeos se estimulan ante variaciones de la concentración de oxígeno y dióxido de carbono en la sangre, así como variaciones del pH en sangre. Cuando diminuye el pH aumenta el CO2 y disminuye el oxígeno, activan los quimiorreceptores para aumentar la respiración.
  • Mecanoreceptores respiratorios: Situados entre las fibras musculares lisas de las vías respiratorias. Se estimulan ante el estiramiento, es decir; en la inspiración cuando el pulmón se está insuflando, se estiran los músculos y ante ese estiramiento, los mecanorreceptores situados en la musculatura lisa respiratoria, se estimulan y mandan una señal inhibitoria a los centros respiratorios para que se inicie la espiración.
  • Mecanoreceptores periféricos: Situados en las articulaciones y en los músculos estriados.

También existen receptores situados en la mucosa de las vías respiratorias. Que se estimulan ante sustancias irritativas, sustancias nocivas, desencadenando un mecanismo de tos.

Referencias Bibliográficas

 

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!
Promedio: 3.1 (161 votos)

comentarios (1)

Comentario

Avatar

iihhoiophoi

Añadir nuevo comentario

Inicie sesión o regístrese para comentar