Tendinitis o tendinosis del tendón de Aquiles. Información, consejos y un útil automasaje

Tendinitis o tendinosis del tendón de Aquiles. Información, consejos y un útil automasaje
No hay votos
13326
139
4
(h3) Punto grueso
(h2) Fisiobullet
(h3) Punto grueso

La tendinitis de Aquiles es una lesión muy recurrente en gente joven y deportista, pero desgraciadamente también afecta de manera considerable a personas adultas que no realizan ejercicio físico, ya que para este tendón tan malo es el exceso de actividad como el defecto de la misma.

Automasaje para mejorar la tendinitis del tendón de Aquiles o aquílea

En este vídeo aprenderás una efectiva maniobra de automasaje para el tratamiento de la tendinitis del tendón de Aquiles:

Hay dos grandes grupos musculares en la pantorrilla: gastrocnemio y sóleo. Estos músculos generan la fuerza necesaria para flexionar el pie, permitiéndonos ponernos de puntillas. El tendón de Aquiles del que hablaremos en este post es el encargado de transmitir la fuerza realizada por estos potentes músculos, este tendón tracciona del calcáneo (su lugar de inserción) permitiéndonos realizar este importante movimiento.

Estos músculos son importantes para caminar y correr siendo uno de los grupos musculares más solicitados en deportes tan practicados como el fútbol o el baloncesto. En los deportes donde es necesario hacer saltos hay que prestar especial atención a este tendón ya que es en estos movimientos donde soporta mayores fuerzas de tracción. La tendinitis es también bastante común en gente mayor, ya que al estar poco vascularizado en ocasiones tiende a romperse parcial o totalmente sin dar ningún tipo de sintomatología previa.

Síntomas de la tendinitis del tendón de Aquiles

Los síntomas típicos de la tendinitis de Aquiles pueden incluir inflamación del tendón, sensibilidad en la palpación del tendón, enrojecimiento alrededor del tendón, dolor al caminar, saltar, correr, subir escaleras y dolor al levantarse sobre los dedos del pie (ponerse de puntillas). El músculo gastrocnemio o el sóleo también pueden sentirse apretados o restringidos.

La tendinitis crónica del tendón de Aquiles es una preocupación ya que pueden ocurrir micro desgarros, lo que aumenta el riesgo de una ruptura del tendón de Aquiles. La rotura del tendón de Aquiles necesita un tratamiento quirúrgico que requiere meses de recuperación. Por esta razón, la búsqueda de tratamiento para la tendinitis de Aquiles es altamente recomendable.

Tratamiento de la tendinitis aquílea

Como la tendinitis es la inflamación del tendón, el primer paso en el tratamiento de la tendinitis de Aquiles es reducir la inflamación. Para ello el hielo es una gran opción para el tratamiento de la tendinitis de Aquiles.

El masaje con hielo es un método efectivo para los tejidos que son muy superficiales. Para utilizar el masaje con hielo, una forma útil de realizarlo es llenando un vaso de plástico con agua y congelándolo. Una vez que el agua se congela, se retira el borde del vaso para exponer el hielo. El masaje del hielo en el tendón debe hacerse durante 5 minutos.

Una medida temporal para reducir el estrés en el tendón de Aquiles es utilizar una elevación del talón. Levantar el talón reduce el estiramiento del tendón de Aquiles lo que disminuye la tensión en los tejidos. Incluso si los síntomas son en un solo lado, asegúrese de colocar las cuñas en los dos zapatos para mantener la longitud de las piernas. El uso de la elevación del talón debe ser temporal, por lo tanto, una vez que el dolor mejore, se comienza a dejar de depender del uso de ellos.

Otro aspecto del tratamiento de la tendinitis de Aquiles es la selección de zapatos. Un pie plano o un pie pronador, es más susceptible a la irritación del tendón de Aquiles. Un pie que se aplana en general es más flexible que requiere un mayor trabajo del músculo de la pantorrilla y del tendón de Aquiles para impulsar el cuerpo hacia adelante. Para las situaciones crónicas se debe considerar el uso de unas plantillas para el apoyo del pie.

Prevención de la tendinitis del tendón de Aquiles

La prevención es muy importante en el caso de esta lesión. Mantener la fuerza y la flexibilidad de los músculos de la pantorrilla ayuda a reducir el riesgo de tendinitis. El uso excesivo de un tendón de Aquiles debilitado y rígido aumenta la probabilidad de desarrollar tendinitis.

comentarios (4)

Comentario

Avatar

la explicacion en el video es super genial gracias me ayudaron con sus consejos mil gracias

Comentario

Avatar

es buena la informacion nos ayuda como tratar a nuestros pacientes.

es buena la informacion nos ayuda al tratamiento de nuestros pacientes.

Comentario

Avatar

hola tengo tendinitis aguda y ahora espolon calcaneo tengo 53 años diabetica el espolon lo tengo al costado del pie adentro pie izquierdo

Comentario

Avatar

¿ y su relacion con el apoyo del pie ? puente, apoyo hacia un lado u otro

Añadir nuevo comentario

Inicie sesión o regístrese para comentar