Cirugía de Escoliosis, Cómo se realiza la operación y cómo es su rehabilitación

Publicidad
No hay votos
432
0
0
(h2) Fisiobullet
(h3) Punto grueso

Ésta deformidad en la columna puede afectar tanto a niños como adultos y puede deberse a distintos factores causales ya sea desgaste, enfermedades musculares o nerviosas entre otras de las cuales hablaremos más adelante. Para solventarlo existen medidas tanto conservadoras como quirúrgicas, en cuanto las conservadoras fallen se toma en consideración las quirúrgicas, las cuales abordaremos más ampliamente a continuación: 

¿Qué es la Escoliosis?

La columna vertebral como el órgano de soporte central y de soporte del cuerpo humano conecta todas las otras partes del esqueleto y permite la movilidad. Al mismo tiempo, cubre y protege la médula espinal y los nervios del canal espinal. En los niños, la columna vertebral dirige el crecimiento y asegura el desarrollo saludable de la caja torácica y los pulmones.

Una malposición de la columna vertebral con flexión y torsión es denominada como escoliosis. Esta deformidad de la columna vertebral puede ocurrir en niños afectando su proceso de crecimiento, así como puede ocurrir en ancianos y puede afectar la función de los órganos internos, como los pulmones o el corazón, y causar un dolor marcado por los nervios comprimidos además de los problemas cosméticos. Las formas más comunes de ésta anómala curvatura espinal son la escoliosis de los adultos mayores debido al desgaste y la escoliosis idiopática, que comienza en la adolescencia infantil.

Causas de la Escoliosis

El origen de la escoliosis puede ser debido a variedad de causas, dentro de las que encontramos factores genéticos y de edad, otros también destacables son:

  • Enfermedades como parálisis cerebral, poliomielitis y distrofia muscular.
  • Desarrollo anormal de la columna vertebral desde el vientre de la madre.
  • Diferencia en las longitudes de ambas piernas.
  • Síndrome de Marfan.
  • Degeneración ósea a consecuencia del envejecimiento o la osteoporosis.
  • Mala postura de la columna por tiempos prolongados.
  • Trastornos del tejido conectivo y algunas lesiones.
  • Carga de peso constante en un solo lado.

Cuando se realiza la cirugía

Si bien tanto las terapias conservadoras como las quirúrgicas se enfocan en detener la progresión de la curvatura en la escoliosis y la detención de los síntomas que la acompañan, en una primera instancia se procede a efectuar tratamientos no invasivos con la realización de ejercicios y estiramientos específicos y el uso de órtesis correctivas como corsés ortopédicos como los corsé de Wilmington, corsé de Boston y corsé de Milwaukee, los cuales son recomendados para niños en proceso de crecimiento. Cuando algunas de estas medidas terapéuticas no surten el resultado deseado en la escoliosis incluyendo la progresión de la curva, la evitación de complicaciones cardíacas y pulmonares y el dolor es cuando se lleva a cabo la Operación de Escoliosis.

  • Retrasarlo lo más posible
  • Agotar todos los recursos terapéuticos

En Qué Consiste la Cirugía

La Operación de la Escoliosis es una intervención de amplio alcance y abordaje de la columna vertebral y el procedimiento quirúrgico puede llevarse a cabo por delante o por detrás o por ambas caras. Durante el procedimiento, la columna se corrige manualmente tanto como sea posible y posteriormente se fija con tornillos o sistemas de doble varilla. El procedimiento como se mencionó anteriormente va a variar dependiendo del acceso a la columna vertebral, éstos son:

  • Acceso trasero: aquí la entrada a la columna vertebral se hace centralmente en el área de la espalda, los músculos de la espalda son separados quirúrgicamente de la línea media y se procede a realizar la corrección y la estabilización se realiza mediante tornillos pediculares, que se introducen en los cuerpos vertebrales con una biela en ambos lados. Es el procedimiento más usado para la corrección de la escoliosis.
  • Acceso frontal: aquí el abordaje es anterior, la escoliosis presente en el área del tórax es seguida por una incisión lateral en la piel a lo largo de las costillas (toracotomía), la escoliosis de la región lumbar por incisión en la piel del costado (lumbotomía sobre a convexidad de la escoliosis). Los músculos de la espalda permanecen intactos y la curvatura espinal se corrige y estabiliza mediante tornillos en los cuerpos vertebrales y una biela.
  • Cirugía de escoliosis mínimamente invasiva: aquí los músculos de la espalda están libres y no son separados de la línea media. El abordaje es posterior y la incisión en la piel es significativamente pequeña en comparación a las otras y la recuperación de la operación es mucho más rápida. La corrección se realiza mediante tornillos pediculares en los cuerpos vertebrales, que se introducen a través de unos pequeños instrumentos que separan la musculatura de la espalda. Como resultado, la corrección y el enderezamiento de la columna se pueden llevar a cabo casi sin un gran compromiso de los tejidos.

Resultados Esperados

Posterior a una operación de escoliosis se espera lograr al menos una corrección de más del setenta por ciento, con un aplanamiento claro y cosméticamente ventajoso de, por ejemplo, una joroba o una protuberancia lumbar además que también mejora el espacio torácico mejorando las funciones pulmonares y cardíacas afectadas por la escoliosis. El grado de corrección en la operación de escoliosis depende de la flexibilidad de la escoliosis antes de la operación, cuanto más flexible sea la curvatura, mejor será la corrección por la operación.

  • Buen resultado en más del 80% de los casos
  • Depende entre otras cosas de la correcta indicación de la cirugía

Rehabilitación Post Quirúrgica

Inmediata a la intervención

  • Reducir la inflamación y dolor
    En un primer momento posterior a la intervención se puede presentar un aumento significativo del dolor en comparación al presentado previo a la operación de escoliosis. El mismo es acompañado del proceso inflamatorio posoperatorio, los cuales son tratados inmediatamente para mejorar el proceso de curación de la persona intervenida.
  • Comenzar a estimular la contracción
    Inmediatamente después de la cirugía se procede a activar la contracción de los miembros superiores e inferiores sin el uso de carga o resistencia. Después de la cicatrización de la herida se pueden comenzar las primeras estimulaciones de contracción muscular de la región intervenida. La primera movilización ocurre en los primeros días después del procedimiento y generalmente se puede incrementar rápidamente.

Posteriormente

  • Asegurar la calidad de la cicatriz
    Ya sea que el acceso haya sido posterior, anterior o lateral, es necesario iniciar la movilización de las cicatrices inmediatamente posterior al retiro de grapas o suturas quirúrgicas. Con ello se garantiza la prevención de restricciones a consecuencia de tejido cicatricial inadecuadamente formado. Si el abordaje ha sido posterior es necesario brindar mayor atención a la zona por la separación de la musculatura, ya que una cicatriz mal formada puede afectar las importantes funciones de los músculos de la espalda.
  • Estiramiento y Fortalecimiento
    El fortalecimiento y el estiramiento de los grupos musculares separados durante el procedimiento quirúrgico, es dirigido a normalizar las fuerzas de contracción de esas cadenas musculares, con lo que se garantiza que la escoliosis no vuelva a repercutir por la tracción muscular.
  • Readaptación funcional
    Una vez culminado el proceso de reparación tisular en un primer momento el deporte y ciertas actividades que son demasiado pesadas para la columna vertebral no deben realizarse durante las primeras seis a doce semanas después de la operación. Sin embargo, se debe iniciar la descarga progresiva de peso en la columna vertebral intervenida con la finalidad de que a futuro la misma pueda tolerar las actividades de la vida cotidiana del paciente.

 

¿Te ha gustado el vídeo? ¡Valóralo!
No hay votos

Añadir nuevo comentario

Inicie sesión o regístrese para comentar