Claves para el fortalecimiento del suelo pélvico con ejercicios de Kegel

Publicidad
Promedio: 2.8 (31 votos)
16420
215
1
(h3) Punto grueso
(h2) Fisiobullet
(h3) Punto grueso

Los ejercicios de Kegel tienen por objetivo fortalecer la musculatura del suelo pélvico. Como es lógico, antes de empezar, debemos tener claro qué es el suelo pélvico, cuáles son los músculos y estructuras que lo componen y cómo podemos localizarlos y sentirlos.

¿Qué es el suelo pélvico?

El suelo pélvico es una estructura conformada por tejido de tipo muscular y conjuntivo que cumple con la función de sostener las vísceras, por lo que cuando esta musculatura se ve afectada existe un descenso de las vísceras que provoca una presión indebida en la zona vaginal.

¿Cómo identifico mi suelo pélvico? 

Existen varios trucos para identificar esta musculatura, el más conocido es el de cortar la orina cuando vas al baño (tan solo a modo de prueba, para identificar los músculos, nunca como ejercicio). Una vez tengas claro dónde están estos músculos y seas capaz de realizar una contracción de los mismos, estás lista para empezar tu programa de entrenamiento diario con ejercicios de Kegel. Además, para que los ejercicios de Kegel sean realmente efectivos, es muy importante que conozcas qué es el core y cómo conseguir que éste trabaje de manera coordinada con tu suelo pélvico. Para comenzar, debes escoger aquella postura en la que contraer los músculos de tu suelo pélvico te resulte más sencillo. Puede ser tumbada boca arriba, de lado o boca abajo si te cuesta especialmente trabajar esta musculatura.

El hecho de estar tumbada elimina el efecto que la gravedad ejerce sobre tus vísceras pélvicas y sobre esa especie de hamaca que forma tu musculatura perineal, facilitándote la contracción de los músculos. A medida que avances en el entrenamiento, podrás realizar los ejercicios en otras posiciones: a cuatro patas, sentada o, incluso, de pie.

¿Quién puede beneficiarse de los ejercicios de Kegel?

Muchas condiciones ponen estrés en los músculos del suelo pélvico, por lo tanto, si padeces de alguna de las siguientes puedes beneficiarte de los ejercicios de Kegel:

  • Embarazo y parto
  • Sobrepeso
  • Envejecimiento
  • Tos crónica
  • Predisposición genética al tejido conectivo débil

Cuando los músculos del suelo pélvico se debilitan, los órganos pélvicos descienden y penetran en la vagina, una condición conocida como prolapso de órganos pélvicos. Los efectos del prolapso van desde una presión pélvica incómoda hasta una fuga de orina o heces. Afortunadamente, los ejercicios de Kegel pueden fortalecer los músculos pélvicos y retrasar o incluso prevenir este prolapso.

Los ejercicios de Kegel se recomiendan especialmente durante el embarazo ya que unos músculos del suelo pélvico con buen tono pueden hacerte sentir más cómoda a medida que se acerca la fecha de parto. Además, es posible que tengas menos probabilidades de desarrollar pérdidas de orina (comunes al final del embarazo) que suelen persistir después de haber dado a luz.

Finalmente, los ejercicios de Kegel, junto con el asesoramiento y la terapia sexual, pueden ser útiles para las mujeres que tienen problemas persistentes para alcanzar el orgasmo.

Fortalecer tu suelo pélvico - Ejercicios de Kegel para principiantes

Hay una zona de nuestro cuerpo que debe de resistir el peso de vísceras como el aparato reproductor, la vejiga, los intestinos, etc. Hablamos del suelo pélvico, una zona en donde su disfunción produce dolor, incontinencia urinaria, prolapsos, etc. Aprende a fortalecer el suelo pélvico con los ejercicios de Kegel, ejercicios muy sencillos y prácticos.

¿Te ha gustado el vídeo? ¡Valóralo!
Promedio: 2.8 (31 votos)

comentarios (1)

Comentario

Imagen de segundofrankv@gmail.com
segundofrankv@gmail.com

Hola cómo están me parece buenísima su página ,solo una consulta los ejercicios kegel se hacen con la respiración abdominal difragmatica o solo inspirando y expirando porque por más que trato no me salen los ejercicios

Añadir nuevo comentario

Log in or register to post comments