Vendaje Neuromuscular o kinesiotape para relajar el bíceps braquial

Publicidad
Promedio: 3.1 (20 votos)
14644
116
0
(h2) Fisiobullet
(h3) Punto grueso

A muchos fisioterapeutas se les complica la colocación del vendaje neuromuscular para determinados objetivos: relajar o tonificar el tríceps, tonificar músculos del abdomen,… Todo es porque son músculos con una gran cantidad de parámetros que deben ser tomados en cuenta para la aplicación del vendaje. En esta ocasión te explicamos cómo relajar el bíceps braquial con vendaje neuromuscular.

Recuento anatómico: músculo bíceps braquial

Para empezar es necesario considerar algunos relieves anatómicos y las zonas en las que se puede complicar el paso del vendaje neuromuscular. El pliegue axilar en su parte anterior por ejemplo puede ser bastante problemático para el paso del vendaje. Además, hay que considerar ambas inserciones del bíceps (en el tubérculo supraglenoideo de la escápula y en la apófisis coracoides).

Además, es necesario tener en cuenta que no se utiliza como base la zona de inserción del músculo (en la tuberosidad del radio) ni la zona donde termina el vientre den músculo antes de convertirse en el tendón de  inserción, sino que el vendaje neuromuscular debe insertarse en el antebrazo para alcanzar el objetivo de relajación al máximo.

Aplicación del vendaje neuromuscular para relajar el músculo bíceps braquial 

Para una correcta aplicación podemos permitirnos la realización de marcas con un marcador sobre zonas importantes: una en la zona del antebrazo (3 dedos por debajo del codo), una marca donde termina el vientre muscular, una marca a nivel del pliegue axilar, una marca en la apófisis coracoides y una última marca en una proyección del tubérculo supraglenoideo de la escápula en el hombro.

Es necesario colocar al paciente en posición de máxima elongación, que en el caso del bíceps es extensión de codo, extensión de hombro y pronación. Medimos la cantidad de vendaje neuromuscular que necesitaremos desde la marca del antebrazo hasta la marca de la apófisis coracoides, con una marca especial en el vendaje a la altura de la marca realizada en el extremo inferior del vientre muscular. La técnica a utilizar con el vendaje será la técnica en X asimétrica, con dos patas cortas (que corresponden al corte del vendaje por la mitad desde su extremo hasta la marca realizada del extremo inferior del vientre muscular) y dos patas largas (que corresponde al corte por la mitas del vendaje desde el extremo contrario hasta aproximadamente 2 cuadros antes del corte de las patas cortas).

Luego de preparar el vendaje (recortar los bordes) se pasa a preparar la base, que será el punto central de la X. En posición de elongación se fija el vendaje, siguiendo el eje del brazo. Se extiende y prona la mano para aplicar las patas cortas a ambos lados del antebrazo y luego se extiende el codo y el hombro para colocar las patas largas abrazando el bíceps (colocando primero la tira medial, que debe pasar por el pliegue axilar anterior sin meterse en exceso hasta la coracoides; mientras que la tira medial debe pasar igualmente por el pliegue y luego desviarse hacia la marca de la proyección del tubérculo supraglenoideo).

Esperamos que esta información te sea útil y no dejes de seguirnos.

¿Te ha gustado el vídeo? ¡Valóralo!
Promedio: 3.1 (20 votos)

Añadir nuevo comentario

Log in or register to post comments