Situaciones que predisponen padecer de trombosis venosa profunda

Situaciones que predisponen padecer de trombosis venosa profunda
No hay votos
117
0
0

Muchas veces en la población en general no se tiene conocimiento ni información relacionada con la prevención, reconocimiento de los síntomas así como las complicaciones que las enfermedades del sistema vascular pueden ocasionar para la salud. Es por eso que en el siguiente artículo podrás aprender a reconocer las señales y las actividades que se pueden realizar para prevenir problemas típicos como la trombosis venosa profunda o TVP, la cual suele ser conocida por su incidencia en los habitantes y por la variedad de signos clínicos.

¿Qué es la trombosis venosa profunda?

La trombosis venosa profunda (TVP) es un término médico que se utiliza para nombrar a todas aquellas condiciones clínicas en las cuales la presencia de un trombo o también llamado coágulo obstaculiza el flujo de sangre en su tránsito por un tipo de vaso sanguíneo, clasificado como vena por su función de llevar la sangre hacia el corazón.

Este problema que afecta directamente al sistema vascular, se produce con mayor frecuencia en los vasos sanguíneos de las extremidades inferiores (piernas), aunque también puede afectar a los miembros superiores y a las venas que recogen la sangre del cerebro y de los órganos abdominales.

“La trombosis venosa profunda se produce cuando un coágulo de sangre altera el flujo sanguíneo de una vena, especialmente de aquellas que se encuentran en las piernas”

En cuanto, a las causas y factores desencadenantes es importante mencionar, que la formación de los coágulos se debe principalmente a alteraciones en el sistema cardiovascular producto de poco movimiento y de otras situaciones típicas del ser humano. Entre los cuales se encuentran los tumores, el embarazo, la obesidad, las várices, la insuficiencia cardíaca y aquellas lesiones que interrumpen el flujo sanguíneo.

Síntomas y signos de la trombosis venosa profunda

El sistema cardiovascular requiere de un flujo adecuado de sangre para poder funcionar, por eso cuando un coágulo genera una interrupción en las vías sanguíneas, se podrán presentar una variedad de síntomas y signos clínicos de acuerdo al lugar de la lesión vascular y a la severidad de la misma. Destacando entre ellos los siguientes:

  • En caso de afectar las piernas la persona puede percibir: dolor local, aumento de la temperatura de la zona, la piel se torna brillante por la presión de la sangre, exceso de tensión en las áreas cercanas, edema, aumento del tamaño de la pierna e incluso puede experimentar cianosis y el pulso con valores elevados.
  • En cambio en las extremidades superiores se puede experimentar: hinchazón, cambios en la sensibilidad, incremento de la temperatura, dolor local, cianosis y las venas se tornan más prominentes.

Complicaciones de la trombosis venosa profunda

Cuando el flujo sanguíneo permanece bloqueado por mucho tiempo debido a la presencia del coágulo, las funciones que cumplen las venas comienzan a perjudicarse, por lo que a medida que no se trate el problema vascular, podrán aparecer una serie de complicaciones que incrementan el riesgo de morbilidad y mortalidad.

Esas complicaciones mencionadas incluyen la embolia pulmonar debido a que el trombo se desprende del lugar y viaja a los pulmones, generando en algunas ocasiones un paro cardíaco; y otra situación denominada síndrome postrombótico que consiste en el daño total de la vena afectada.

¿Cómo prevenir la trombosis venosa profunda?

Si bien existen algunas situaciones de riesgo de TVP que no pueden ser evitados, existen otros factores que pueden ser tomados en cuenta para evitar aumentar las probabilidades de los problemas vasculares.

Entonces para disminuir el riesgo de presentar un coágulo en piernas, brazos o en cualquier parte del cuerpo, se recomienda realizar las siguientes actividades e incluir los siguientes hábitos:

  1. Estar atento de las extremidades (piernas y brazos) en cualquier situación que amerite su inmovilización, tal como ocurre con las situaciones de embarazo, fracturas o cirugías. Ya que estas situaciones pueden desencadenar la presencia de la trombosis venosa profunda.
  2. Mantener una alimentación balanceada así como también la hidratación.
  3. Realizar ejercicio físico de forma regular, adaptado a la edad y a las capacidades físicas de la persona.
  4. Incorporar pausas activas a las horas laborales, sobre todo cuando se trabaja por mucho tiempo en sedestación.
  5. Es recomendable además evitar el uso de prendas que queden muy apretadas al cuerpo, para evitar crear presiones excesivas en los vasos sanguíneos, sobre todo de zonas como las piernas.

Piernas cansadas y problemas en la circulación

Cuando se tiene problemas en la circulación, dolor e hinchazón por causas como la trombosis venosa profunda, resulta importante recibir atención médico y un tratamiento adecuado, por lo que en el siguiente vídeo podrás observar algunos consejos:

Referente al tratamiento este va a depender de la severidad de la lesión y de las complicaciones asociadas, por lo que en algunos casos solo se requiere tratamiento con medicamentos y vendaje de compresión, mientras que existen algunas situaciones que se requiere se cirugía.

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!
No hay votos

Añadir nuevo comentario

Inicie sesión o regístrese para comentar