Mindfulness = Reduce el estrés con estos sencillos ejercicios

  • Imagen de Fran Roca
    Fran Roca
    Fisioterapeuta / Método Hipopresivo
arriba
Me gusta
4816
102
0
(h2) Fisiobullet
(h3) Punto grueso

¿Eres una persona que constantemente está en estado de tensión o estrés y buscas técnicas para disminuirlo? Probablemente has escuchado hablar sobre una técnica que día a día es más conocida: el Mindfulness. En este vídeo te explicaremos en qué consiste el Mindfulness, 4 sencillos ejercicios para ejecutarlo y cómo te puede ayudar a disminuir los niveles de tensión.

¿Qué es el Mindfulness? 

El Mindfulness consiste en la atención plena a cada momento, de tal manera que estamos presentes en el aquí y en el ahora. ¿Qué significa esto? Pues en nuestro día a día muchas veces nuestra mente no puede callar pensamientos como ¿qué pasó ayer? o ¿qué va a pasar mañana?, siempre enfocándonos en el pasado o en el futuro. Este pensamiento constante nos lleva a “olvidar” el presente, como si lo que ocurre en él pasara desapercibido. El Mindfulnes nos lleva a tomar o retomar el momento del presente, a enfocarnos en la actualidad y no desviarnos de él.

Los orígenes del Mindfulness  se remontan mucho más atrás en el tiempo (el Mindfulness tiene sus raíces en las teorías budistas de “vivir el presente”).

Ejercicios del Mindfulness 

Los 4 ejercicios del Mindfulness que te explicamos en el vídeo te los explicamos aquí abajo paso por paso, para que no te quede ninguna duda de cómo realizarlos:

Atención por 1 minuto 

Este ejercicio consiste en dedicarle 1 minuto a un proceso vital de nuestro cuerpo: la respiración. Busca un sitio cómodo en casa, donde te sientas totalmente relajado, con una luz adecuada y sin ruidos molestos que puedan desconcentrarte. Intenta enfocar toda tu atención en la respiración durante 1 minuto completo: siente cómo el aire entra por la nariz y recorre todas tus vías respiratorias, y cómo lo exhalas por la boca.

Es importante que el tipo de respiración que realices sea la abdominal, es decir, no respires únicamente para que se eleven tus costillas, sino intenta que tu abdomen salga con cada respiración.

La idea en éste ejercicio es dejar la mente totalmente en blanco, no pensar en nada más que la respiración. Cuesta un poco, pero poco a poco y con práctica lo lograrás.

Contar hasta 10 

Este es un ejercicio un poco más complicado. Sólo debes enfocarte en pensar del 1 al 10, evitando en cualquier pensamiento de cualquier situación externa que se vega a la cabeza durante el conteo. Si llegas a pensar en alguna situación externa debes volver al principio, comenzar de nuevo.

Respirar y contar hasta 21 

Este es un ejercicio mucho más avanzado que los 2 últimos. Vamos a concentrarnos en la respiración, en cómo entra el aire por la nariz y sale lentamente por la boca. Busca tu propio ritmo, el más cómodo; y una vez que lo tengas establecido vas a contar cada ciclo de la respiración (un ciclo está formado por 1 inspiración y 1 espiración) hasta completar los 21 ciclos. Pero atención: si en algún momento te pierdes de la inercia del ejercicio o entra algún pensamiento externo, debes de comenzar desde cero.

Llamada de atención 

Para seguir entrenando un poco más los ejercicios del Mindfulness deberás elegir algo que te llame la atención: una llamada por teléfono, mirarte al espejo, pasar por la calle y ver un cristal, un semáforo en rojo,… cualquier cosa que te llame la atención y elijas para éste ejercicio. En el momento en el que hayas decidido cada vez que te encuentres con él a lo largo de tu día deberás parar y chequear tu respiración. Una vez chequeada la respiración continúa con tus actividades. De esta manera comenzarás a darte cuenta de tu presente.

Estos ejercicios puedes hacerlos en cualquier lugar y momento. ¡Anímate a practicarlos y verás la diferencia!

Añadir nuevo comentario

Inicie sesión o regístrese para comentar