Tuve un desgarro en isquiotibiales, en zona semitendinosa de nivel 1 ¿Cómo puedo curarlo?

Pregunta del paciente

Mi problema empezó cuando estaba entrenando en el gym. El instructor me puso una rutina muy pesada para glúteo, la estuve realizando por dos semanas. La segunda semana no podía dormir del dolor, sentía como piquetes en mi glúteo.

Fui con un fisioterapeuta y me dijo que no tenía nada, entonces seguí con mis actividades y empezó a disminuir el dolor. Después estuve tomando un curso de acondicionamiento físico y al correr me dolieron de nuevo los isquiotibiales, fui con otro fisioterapeuta y me dijo lo mismo no tienes nada. Como seguían las molestias al estirarme fue que un amigo me mencionó que debía realizarme un ultrasonido.

Hace dos meses me realicé un ultrasonido y salió que tengo en desgarre de nivel 1 en isquitotibiales, en la zona semitendinosa. He acudido ha varios fisioterapeutas y no se me quita ¿Qué debo hacer?

Me lo diagnosticaron en ambas piernas, la pierna derecha ya la siento mejor pero la izquierda aún sigue con un poco de dolor intermitente y me preocupa.

Datos del paciente

Mujer de 32 años de edad, procedente de México

¿Cuándo comenzó el problema?

Hace 6 meses

¿En qué parte del cuerpo?

Pelvis - Cadera Pierna

¿Cómo es el dolor?

Constante y no empeora con el movimiento (incluso mejora)

¿Cuánto te duele?

Nivel 4 - Dolor moderado

Tratamientos realizados anteriormente

Fisioterapia (corrientes y aparatos)
Fisioterapia (terapia manual)

Especialidad

Deportiva

Tipo de Lesión o Patología (más información haciendo click en cada una)

Respuesta del fisioterapeuta

Un desgarro muscular o rotura de fibras de los músculos isquiotibiales es una lesión bastante común en la práctica deportiva, la cuál suele estar ocasionada por un exceso de cargas en la actividad física, preparación deficiente previa al ejercicio o también puede originarse debido a traumatismos. Cuando se presenta este tipo de lesiones, incluso en su menor grado, es necesario mantener precaución durante los días posteriores, evitando inicialmente realizar esfuerzos que puedan aumentar la rotura y alargar el tiempo de recuperación.

Entre 5 a 10 días posteriores a la recaída en esta lesión se puede iniciar a aplicar algún agente térmico en la zona que aumente la circulación local, favoreciendo la reparación del tejido. También se debe incluir movimientos para activar la musculatura isquiotibial como ejercicios de movilidad y estiramientos musculares suaves, que se irán incrementando de manera progresiva. Al rededor de los 10 días se añadirán ejercicios con un poco más de intensidad como puede ser un trote suave, continuando con los estiramientos musculares y acompañado de una rutina que puede incluir técnicas de amasamiento y automasajes con palo para liberar tensiones en la zona. Otra recomendación es el uso de vendaje compresivo durante la actividad. 

 

Añadir nuevo comentario

Inicie sesión o regístrese para comentar

Pregunta a nuestros fisioterapeutas

  • Haz tu pregunta y en el siguiente paso podrás desarrollarla mucho más.

Suscríbete a nuestro canal de youtube FisioOnline

¡Ya somos más de 5.350.000!