Falsa ciática, los tres mejores ejercicios para tratarla

  • Imagen de Aibil Yglesias
    Aibil Yglesias
    Fisioterapeuta / Ftp. Músculo-Esqueletica / Ftp. Respiratoria

    Soy Licenciada en Fisioterapia de la Universidad Central de Venezuela y Técnico en Órtesis y Prótesis. Además, me he formado en terapia manual ortopédica, rehabilitación de suelo pélvico, rehabilitación cardíaca, fisioterapia invasiva así como diferentes herramientas terapéuticas. 

No hay votos
1810
0
0

¿Dolor punzante unilateral en las nalgas?, ¿Aumenta el dolor de nalga al sentarse? y, a veces, ¿el dolor de glúteo se irradia hacia la parte posterior del muslo? Es posible que se trate de una falsa ciática. La también conocida como síndrome piramidal o piriforme puede también ocasionar dolor en la ingle, periné e incluso la cadera. Conoce más acerca de este problema muscular que afecta a muchas personas y que con frecuencia es confundido con la ciática.

Falsa ciática o síndrome piramidal

Para entender de qué se trata este problema, primero debemos saber la existencia del músculo piramidal o piriforme que está situado en lo profundo de los músculos del área de la nalga, el cual conecta el sacro con el fémur. El nervio ciático es crucial para la generación del dolor y los síntomas que se notan en el síndrome piramidal, el cual emerge de la columna lumbar, pasa por debajo del músculo piramidal y se extiende hacia la parte posterior de la pierna. Esta situación anatómica hace que la posición de este nervio sea extremadamente desfavorable y vulnerable ante los cambios de tensión o inflamación de este músculo, que afectan directamente al nervio ciático. 

¿Qué causa el síndrome del piramidal?

El estar sentado por largos períodos de tiempo y rara vez moverse, la probabilidad de que desarrolle el síndrome del piramidal es relativamente alta. Sin una compensación específica y cambios en sus patrones de movimiento, sus músculos se vuelven gradualmente más y más inflexibles, las fibras pierden su elasticidad, se produce acortamiento, así como tensión, lo que a la larga ejerce demasiada presión sobre los tejidos adyacentes como los nervios. Sentarse durante mucho tiempo a menudo conduce a una postura desfavorable y tensión unilateral sobre la musculatura pelvitrocantérea. Los músculos y la fascia en el área de las nalgas se acortan si no se estiran lo suficiente, la presencia de una tensión excesiva en el músculo piramidal ejerce presión directa sobre el nervio ciático con el tiempo y conlleva a la falsa ciática.

¿Cómo saber si tengo una falsa ciática?

Muchas personas entran en pánico cuando notan los síntomas del síndrome piramidal, y es comprensible, porque la mayoría de las personas asocian los típicos tirones en glúteos y piernas con problemas en la columna lumbar más graves como hernias discales. Si el dolor aparece repentinamente y aumenta con el esfuerzo y el movimiento, o si el dolor se irradia hacia las piernas y los pies, muchos piensan rápidamente en daños en los discos intervertebrales lumbares. La mayoría de las personas con síndrome piriforme presentan:

  • Dolor punzante o tirante en el glúteo, justo en la mitad de las nalgas que empeora al sentarse.
  • Isquialgia, lo que se traduce como dolor en la zona del isquión.
  • Dolor de espalda en la columna lumbar.
  • Dificultad para caminar sobre el lado afectado.
  • Dolor al subir escaleras, al realizar rotación externa de la pierna o al agacharse.
  • Dolor en reposo y al moverse en la zona de la articulación sacroilíaca que se irradia a la ingle.
  • Dolor irradiado parcial en las piernas, que se irradia principalmente a la parte posterior de los muslos, en algunos casos a los pies.
  • Sensaciones molestas como hormigueos en las piernas o pies.

Debido a que, dependiendo de la posición o la postura al sentarse o moverse, el nervio ciático en las nalgas se irrita y comprime fuertemente con este síndrome, dependiendo de la tensión en los músculos de los glúteos, los síntomas también aumentan.

¿Cuánto tiempo tarda en curarse la falsa ciática?

Con un buen programa de rehabilitación y fisioterapia es posible que la falsa ciática se logre resolver en un período de 2 a 3 meses, esto si se trata de un problema meramente muscular. Si es de origen traumático o inflamatorio, este tiempo puede variar en cada caso.

¿Cómo se quita el dolor piramidal?

Desde nuestra visión Fiit Concept – Fisioterapia Integrativa el origen de este síndrome está relacionado en muchos casos a una disfunción visceral del riñón, la vejiga, el colón irritable, el intestino delgado o en los órganos sexuales (útero - próstata). Al tratar estas disfunciones con plantas medicinales y asesoramiento nutricional es posible que no repercutan a nivel musculoesquelético y no sigan promoviendo la sobreexcitación e hipertensión del músculo piramidal. Esto acompañado de ejercicios de estiramiento son el componente más importante para la ausencia de dolor piramidal a largo plazo. Como has aprendido, es importante mantener móviles y flexibles los músculos y la fascia de los glúteos. Por cierto, el efecto analgésico de los ejercicios de estiramiento y los automasajes de los músculos pelvitrocantéreos ha sido científicamente confirmado.

¿Qué ejercicios se pueden hacer con síndrome piramidal?

  1. Automasaje del glúteo y piramidal con pelota: con el uso de una pelota pequeña como de tenis, vamos a posicionar en el medio de la nalga y realizar un movimiento de vaivén de la pelvis sobre la pelota, en un primer momento puede ser molesto, pero a medida que avance el automasaje se va aliviando. Si encuentras un punto muy doloroso, haz presión sobre éste hasta lograr obtener el alivio. Se debe realizar cada 4 o 5 días.
  2. Estiramiento de glúteo y piramidal: vamos a estirar la pierna que no está afectada y la otra se coloca en flexión y en rotación de cadera, con una mano coloca el tobillo en  la otra rodilla y lleva la pierna en dirección al abdomen, aumentado la tensión de la zona glútea, manteniendo el estiramiento por unos 2- 3 minutos.
  3. Movilización del nervio ciático: desde una posición sedente, estira la pierna afectada e inclina el cuerpo y la cabeza hacia delante, entonces empieza a llevar el mentón al pecho mientras se mantiene el tobillo a 90 grados con la punta del pie apuntando a la cabeza. Se puede acompañar con otro movimiento llevando la mirada hacia arriba mientras se coloca de puntillas el pie. Intercalar estos movimientos de manera constante va a permitir movilizar el nervio ciático.

¿Por qué estos ejercicios?

Bajo la premisa que este síndrome está asociado a una compresión del nervio por el músculo piramidal en la zona de salida del nervio ciático y en general a toda la tensión de la zona pelvitrocantérea, los ejercicios enfocados en el restablecimiento del tono muscular de esta zona van a ser clave para lograr aliviar los síntomas que esté reflejando esta compresión del ciático. Sin embargo, desde nuestro enfoque de fisioterapia integrativa o Fiit Concept consideramos otras causas que promueven la desprogramación de la tensión de este músculo, es importante que, junto con los ejercicios y automasajes en la zona de la pelvis, se combinen estrategias terapéuticas enfocadas en resolver los causantes reales de este síndrome. Con lo cual, te digo que todo ejercicio que hagas va a ser insuficiente si no atacas a las verdaderas causas, sino corriges o trabajas sobre las verdaderas causas. Hay alteraciones de la propia anatomía del nervio y del propio músculo piramidal que facilitan o favorecen que se dé esta problemática y que se deben resolver en combinación del ejercicio terapéutico.

¿Te ha gustado el vídeo? ¡Valóralo!
No hay votos

Añadir nuevo comentario

Inicie sesión o regístrese para comentar