Esguince de tobillo

Esguince de tobillo

¿Quién no ha pasado por un esguince de tobillo? Es una lesión bastante común, pero normalmente mal tratada. Para una recuperación completa de un esguince, es necesario conocer cuál es el tratamiento adecuado y seguirlo cuidadosamente.
Esguince de tobillo

Esguince de tobillo

Una de las lesiones más comunes es el esguince de tobillo, todos al menos una vez en nuestra vida pasaremos por esta lesión. El esguince de tobillo no distingue entre deportistas y no deportistas, niños y adultos, femenino o masculino; a cualquier persona le puede ocurrir, por eso, es importante saber qué debemos hacer cuando ocurre un esguince de tobillo.

¿Qué es el esguince de tobillo?

Como en toda articulación, en el tobillo contamos con ligamentos que mantienen la articulación estable. Los ligamentos son estructuras de colágeno que permiten algunos movimientos mientras restringen otros para mantener la articulación estable.

El esguince de tobillo es la distensión de estos ligamentos debido a una fuerza que los llevó a extenderse mucho más de lo fisiológicamente permitido.

El movimiento más común que realiza el pie cuando ocurre un esguince de tobillo es la flexión plantar con inversión forzada. Este movimiento causa la lesión de los ligamentos peroneoastragalino anterior, peroneocalcáneo y peroneoastragalino posterior.

Causas

La causa de un esguince de tobillo es principalmente traumática, por eso es difícil predecir que cuando puede ocurrir uno. Los factores de riesgo son los siguientes:

  • Actividades deportivas: El esguince de tobillo es muy común en los deportes, sobre todo en: atletismo, running, fútbol, tenis, entre otros.
  • Superficies irregulares: Cuando caminamos o trotamos sobre un terreno en malas condiciones y con desniveles, las probabilidades de que sufrir un esguince de tobillo aumentan.
  • Lesiones previas en el tobillo: Cuando ya hemos tenido un esguince de tobillo tenemos más probabilidades de sufrir otro.
  • Mal calzado: El uso de zapatos inadecuados para las diferentes actividades, nos hace más propensos a sufrir un esguince de tobillo.

Síntomas

Los síntomas van a variar según el grado del esguince. A continuación, te explicamos cuáles son los grados de esguince de tobillo:

Grados de un esguince de tobillo

Los esguinces de tobillo se dividen en tres grados:

  • Grado 1: en un esguince de este grado hubo un pequeño grupo de fibras del ligamento que se lesionaron. Los síntomas son: un dolor leve, no hay presencia de hematoma, inflamación leve y la persona puede seguir apoyando el pie.
  • Grado 2: en un esguince de tobillo de este grado si existe una rotura de fibras mayor y por eso se considera un esguince moderado. Los síntomas son: dificultad para apoyar el pie, dolor al caminar, presencia de edema o hinchazón, aparición de un hematoma debido a la rotura de las fibras.
  • Grado 3: en un esguince de este grado existe una rotura completa de las fibras y por eso se considera un esguince grave. Los síntomas que genera son: imposibilidad de apoyo del pie, edema o hinchazón inmediata, aparición de un hematoma de gran tamaño, sensación de inestabilidad.

Diagnóstico

Inicialmente se diagnostica a través de un examen físico. Realizando una serie de pruebas especiales y valorando los signos y síntomas se puede identificar rápidamente la posibilidad de un esguince de tobillo. De igual forma, siempre el médico pide una radiografía para confirmar que únicamente ha ocurrido un esguince de tobillo y no una fractura.

La ecografía es excelente para diagnosticar el esguince de tobillo, ya que nos muestra el estado de los ligamentos afectados por el esguince y si hay presencia de líquido articular.

Tratamiento médico del esguince de tobillo

El tratamiento médico dependerá del grado del esguince de tobillo. Anteriormente se creía que el tobillo debía ser inmovilizado si era grado 2 y operado se era grado 3, pero los diferentes estudios han cambiado esa visión.

Los avances en los estudios han demostrado que la inmovilización de un esguince de tobillo grado 2 llega a ser contraproducente para su recuperación, por eso su tratamiento es un vendaje funcional y la remisión a un fisioterapeuta. Con respecto al esguince de tobillo grado 3, aún existe debate sobre si debe ser operado o no, por eso encontrarás tratamientos médicos donde solamente te inmovilizan por 2-3 semanas o donde el médico te ofrecerá la opción de operar para unir el ligamento.

De igual forma, el tratamiento fisioterapéutico será necesario para la recuperación de cualquier tipo de esguince de tobillo.

Tratamiento de fisioterapia del esguince de tobillo

El tratamiento en fisioterapia para el esguince de tobillo va a estar dividido en tres fases:

Primera fase

Esta fase del tratamiento va desde el primer día hasta el quinto día después del esguince. Durante esta fase los objetivos principales son los siguientes:

  • Controlar y disminuir la inflamación y disminuir el dolor: Así como lees, no vamos a eliminar la inflamación, pero si a controlarla. El proceso de inflamación es necesario para promover la reparación tisular. Para lograr estos objetivos utilizaremos: frío, emplasto de arcilla roja o ingesta de árnica.
  • Limitar el movimiento que generó la lesión: Limitaremos a través de un vendaje funcional el movimiento que generó el esguince de tobillo para evitar futuras lesiones, pero dejaremos libres los demás movimientos.
  • Comenzar con el apoyo del pie: únicamente si el dolor es soportable.

Segunda fase

Esta fase del tratamiento va desde el quinto día hasta el décimo día después del esguince. Durante esta fase los objetivos principales son los siguientes:

  • Disminuir el dolor y seguir controlando la inflamación: en esta fase utilizaremos calor para mejorar el riego sanguíneo en la zona, favorecer la reparación tisular y para el alivio del dolor.
  • Comenzar con movilizaciones y propiocepción: En esta etapa ya podemos hacer movilizaciones del tobillo y ejercicios propioceptivos.

Tercera fase

Esta fase del tratamiento va desde el día 12 hasta el día 30 después del esguince. Durante esta fase los objetivos principales son los siguientes:

  • Restablecer las amplitudes de movimiento normal
  • Aumento de la fuerza muscular
  • Trabajar control neuromuscular
  • Coordinación y equilibrio
  • Mantener la flexibilidad de los tejidos blandos

7 claves para tratar un esguince de tobillo (infografía)

En esta infografía te daremos siete claves para tratar un esguince de tobillo. Comenzaremos enseñándote cuales son los grados del esguince según su gravedad y desde allí te iremos enseñando qué puedes hacer para el tratamiento del esguince de tobillo.

Esguince de tobillo