Cómo realizar un buen masaje relajante en los pies | Fisioterapia Online

Cómo realizar un buen masaje relajante en los pies

arriba
Me gusta
14051
127
1
(h2) Fisiobullet
(h3) Punto grueso

Caminar durante demasiado tiempo, caminar distancias muy largas, caminar sobre terrenos muy inclinados o con muchos desniveles o incluso caminar distancias cortas pero tener dificultad en el retorno venoso de las piernas o usar calzado inadecuado (como los tacones) produce pies cansados o cargados. En este vídeo te explicamos algunas pautas y consejos para que aprendas cómo realizar un buen masaje en los pies, y así logres liberar toda esa carga acumulada en la persona a la que le realizarás el masaje.

Un buen masaje en los pies cansados o pesados: pautas y consejos para la máxima relajación y satisfacción

Muchas personas piensan que el masaje es sólo el movimiento de las manos sobre la piel de cualquier forma y cualquier intensidad, pero no es así. Un masaje para lograr la relajación tiene distintas fases que se deben respetar, de lo contrario la persona puede llevarse una muy mala impresión del masaje y cargarse más de lo que estaba. Como pudiste observar en el vídeo, los consejos que te damos son los siguientes:

Maniobras básicas para el masaje en los pies

Las maniobras básicas que se realizan en un masaje en los pies son:

  • Deslizamientos generales. La primera maniobra es sencilla, sólo desliza tus manos alrededor del pie de la persona a la que le realizas el masaje. No tiene que ser sólo en el pie, intentar en un primer lugar deslizar tus manos por el pie y la parte baja de la pantorrilla; luego sí enfócate en deslizar tus manos en los pies.
  • Movilizaciones. Una movilización se realiza tomando una porción del pie con una mano fijamente y con la otra se toma otra porción del pie, a la que se le mueve en distintas direcciones. No te olvides de movilizar los dedos, que con frecuencia son olvidados en el masaje.
  • Pinzas y amasamientos. Es una maniobra un poco más brusca, donde tomamos con la mano en pinza o ponemos las yemas de los dedos o los nudillos sobre la superficie del pie y hacemos presión a los tejidos; manteniendo la presión se deslizan las manos.
  • Circunducciones. Una mano fija el pie, mientras se hace presión con los dedos de la otra mano en la piel de los pies mientras se dibujan círculos (excelente maniobra para realizar en la planta del pie, debajo de los metatarsianos).

Todas estas son maniobras muy efectivas para relajar los pies si se realizan adecuadamente y se practica un poco la técnica.

Ritmo, intensidad, respiración e intención de un masaje

Debemos de tener siempre presente el objetivo del masaje que estamos realizando que es la relajación. Movimientos agresivos, rápidos o fuertes alteran a la persona, por lo que realizándolos no tendremos el efecto deseado, e incluso podemos estresar más a la persona que recibe el masaje. Fíjate siempre en la respiración y en la cara de la persona: si la respiración es rápida y ves algo de desagrado en su cara deja de realizar la maniobra que estés realizando y realiza una un poco más suave.

Aceite o crema relajante: ¿está permitido para un masaje en los pies?

Un buen aceite o crema con principios activos que sean relajantes y mejoren la circulación por ejemplo puede ser muy adecuado, además de que hará más sencillo el deslizamiento sobre la piel, proporcionando una sensación más agradable. Pero atención, no utilices demasiada crema. Siempre es necesario cierto control sobre el deslizamiento de tus manos en la piel. Un exceso de crema hará que tus manos resbalen y pierdas el control que necesitas en el masaje.

¡Un masaje es para relajar! ¡No para sufrir!

La respuesta del organismo al dolor es aumentar su tensión  y defenderse por esto nuestro masaje no debe ser doloroso y si placentero estimulante y relajante.

​​Existen muchas formas de realizar un masaje relajante en los pies, pero lo más importante es tener siempre claro nuestro objetivo, y observar a la persona que recibe el masaje. Hacer caso de sus sensaciones nos ayudara a que tengamos éxito en nuestro cometido.

Pautas para la prevención de los pies cansados

Existen muchas causas para que sintamos los pies pesados o cansados, entre ellas podemos mencionar:

  • Problemas vasculares, tanto del retorno venoso como del sistema linfático, estas afectaciones del retorno de sangre venosa o linfa a las vías centrales.
  • Mala alimentación.
  • Uso de zapatos inadecuados.

Además del masaje que aquí te enseñamos, te damos otros consejos para evitar la sobrecarga en tus pies:

Aumenta tu nivel de actividad física 

La actividad física moderada es esencial para mejorar el retorno venoso y linfático, ya que las contracciones musculares aportan un empuje hacia arriba facilitando así la labor de las  válvulas que frenan y van llevando de vuelta la sangre y el líquido linfático.

Come sano

Una buena alimentación es esencial para nuestro organismo en todos los aspectos. Una dieta alta en grasas y sales dificultará la función venosa y linfática reteniendo líquidos y sobrecargando el sistema de elementos pesados.

Usa el calzado adecuado para tus pies

El uso acostumbrado de zapatos inadecuados no solo cansa a tus pies, sino que además puede deformidades a largo plazo, como el acortamiento de gemelos y sóleo por el uso de altos tacones o la facilitación de un hallux valgus por unos zapatos estrechos. Tu pie tiene ciertas características y un buen calzado disminuirá la sensación de cansancio.

Esperamos que este post te sirva de mucho. No dejes de seguirnos.

Ver comentarios (1)

Añadir nuevo comentario