Consejos para tratar golpes, traumatismos y contusiones. | Fisioterapia Online

Consejos para tratar golpes, traumatismos y contusiones.

arriba
Me gusta
10706
75
0
(h3) Punto grueso
(h2) Fisiobullet
(h3) Punto grueso

Plafff!! ¿Quien no se ha dado alguna vez un buen golpe, una caída o le han pegado una buena patada jugando al futbol?

Estoy seguro que tu, que estás leyendo esto no eres el afortunado que no ha pasado por esto y si por algún milagro divino nunca te ha tocado, me apuesto a que antes o después, te pasará.

Entonces aparece el dolor, la inflamación, el hematoma o sangrado e incluso un edema o hinchazón de la zona. Te costará mover la zona y ya no digamos tocarla.

Ante esto, podemos dejar pasar los días para que el cuerpo haga lo suyo, es decir repararlo poco a poco o podemos darle algunas ayudas que harán que nos recuperemos mucho antes y sobretodo mejor. Son las siguientes:

Antes de nada... Precaución.

Si el golpe ha sido muy fuerte debes tener en cuenta las siguientes precauciones a fin de no hacerte daño.

  • Si se oyó un ruido, ir a las urgencias.
  • Si hay mucho dolor y aumenta con el movimiento, ir a las urgencias.
  • Si hay deformidad o mucho abultamiento, ir a las urgencias.

El mismo día del golpe o accidente. Rutina de aplicación de hielo o crioterapia.

Si queremos tratar bien una lesión desde el principio, lo mejor que podemos hacer es seguir una rutina de aplicación de crioterapia y movilización precoz que puede constituir el 80% de lo que podemos hacer para favorecer y acelerar su recuperación.

Para realizar esto vamos a repetir estos pasos:

  • Aplicar hielo 10 min: Con un cubito directamente , con una bolsa de hielo picado o con un paquete de criogel, pero siempre, teniendo en cuenta la piel y el riesgo de quemaduras por congelación.
  • Movilizar suavemente y siempre con poco o nada de dolor de forma que vamos a favorecer el drenaje y evacuación del sangrado y sustancias de deshecho.
  • Repetir este ciclo tantas veces como sea posible a lo largo de ese primer día.

Esa misma noche aplicar un emplasto de arcilla roja.

La arcilla roja, con o sin garnica, es una herramienta fundamental para una rápida y efectiva recuperación en el caso de todo tipo de lesiones, golpes y traumatismos, torceduras, esguinces y lesiones musculares como las roturas de fibras y en definitiva en todos aquellos casos en los que hay inflamación, sangrado edema o sencillamente acumulación de sustancias de deshecho y toxinas en los tejidos.

Para aplicarla vamos a utilizar una mezcla ya hecha o vamos a prepararla a partir de arcilla en polvo.

  • Los paso a seguir serán los siguientes:
  • Aplicar emplasto de arcilla: Cubriendo bien toda la zona de la lesión y los alrededores.
  • Hacer un vendaje compresivo sobre la arcilla colocando debajo una capa de papel de cocina y dormir con ello.
  • Elevar la extremidad durante la noche si es posible.
  • Quitar a la mañana y lavar.

Al día siguiente un masaje drenante muy, muy suave.

Siempre que hay un traumatismo, esguince o lesión de cualquier tipo, hay una liberación de sustancias inflamatorias e incluso derrame o sangrado.

Esto además de favorecer la inflamación va a generar mayor dolor e impotencia funcional lo cual cierra el círculo ya que si no movemos no drenamos estas sustancias de deshecho, lo cual genera dolor y esto….

Por eso, es recomendable realizar (mejor sería un buen drenaje linfático) un masaje drenante alrededor de la zona del golpe o lesión que de forma muy, muy suave y siempre con el mínimo dolor, nos va a ayudar a evacuar estos líquidos.

Además, mientras realicemos el masaje (unas 30 minutos) veremos como poco a poco va doliendo menos y mejora también la movilidad.

Este masaje podemos realizarlo diariamente durante la primera semana tras la lesión.

Y en cuanto se pueda... Mover, mover y mover

El movimiento, siempre y cuando sea sin dolor o con poco dolor es de gran ayuda para la restauración de los tejidos y la normalización de todas sus funciones.

Con el movimiento vamos a lograr los siguientes efectos:

  • Drenaje y movilización de líquidos inflamatorios, edema y sangrado favoreciendo su eliminación.
  • Mejora de la movilidad y conservación de los planos de deslizamiento entre tejidos.
  • Efecto tranquilizador para la psique y por tanto para el sistema nervioso.
  • Función normalizada y vuelta prematura a la vida diaria.

Así que ya sabes, si quieres recuperar y curar más rápido y mejor ese buen golpetazo que te has dado, pon en práctica estos sencillos consejos.

Añadir nuevo comentario