Incontinencia urinaria y actividad física: ¿cómo evitarlo?

Publicidad
Promedio: 5 (1 voto)
5354
119
0
(h2) Fisiobullet
(h3) Punto grueso

Cuando hacemos deporte, y, en realidad, cuando realizamos cualquier esfuerzo (sea deportivo o no), estamos aumentando la presión ejercida sobre el suelo pélvico solicitando la activación de la musculatura para contrarrestar esa presión, y es esto lo que puede producir las pérdidas de orina. Estornudar, toser, reír, saltar, levantar pesas, correr… son algunos de esos esfuerzos que un periné debilitado puede no ser capaz de contrarrestar.

Incontinencia urinaria en la actividad física

Hablamos entonces de incontinencia urinaria de esfuerzo, definida como la pérdida involuntaria de orina que tiene lugar durante un esfuerzo, en el que se produce un aumento repentino de la presión abdominal. La práctica de algunas disciplinas deportivas fomenta más que otras el riesgo de pérdidas de orina. Deportes como el atletismo, salto de trampolín, el baloncesto, el voleibol o la gimnasia deportiva y todos aquéllos donde se realicen saltos repetidos (running, tenis, pádel, aerobic…) solicitan en gran medida al periné y necesitan una intensa activación de los músculos de la cintura abdominal.

No serás la primera ni la última que ha dejado de ir al gimnasio por temor a las pérdidas de orina. Un 20% de las mujeres deja de hacer deporte por este motivo y un 40% continúa haciendo ejercicio pero cambia de actividad.

Algunas utilizan medidas de protección como compresas o salvaslips, para poder seguir practicando deporte. Pero no estoy aquí para hablarte de la cantidad de mujeres que tienen el mismo problema que tú, sino para animarte a cambiar el chip. No se trata de ponerse una compresa y seguir con tu vida de antes (si es que con una compresa se puede conseguir eso…). Se trata de que vuelvas a poner en forma tu periné y descubras que hay técnicas y accesorios que pueden servir de ayuda en este proceso de reeducación de tu suelo pélvico.

Un estudio muy reciente encontró que las mujeres de edad avanzada con incontinencia urinaria más frecuente tenían niveles más bajos de actividad física, es decir, la frecuencia de pérdida urinaria puede ser un factor que influye en los bajos niveles de actividad física en las mujeres mayores.

La realización de actividad física, influida por varios factores, también puede estar influenciada por la frecuencia de la pérdida urinaria posiblemente debido al impacto que tiene en la vida cotidiana de estas personas. Por lo tanto, es necesario creas políticas públicas e intervenciones que ayuden a minimizar la interferencia de la incontinencia urinaria en el nivel de actividad física de las mujeres mayores.

Recomendaciones

Desde la fisioterapia del suelo pélvico te dejo algunas recomendaciones:

  • Consulta con un especialista.
  • Cambia a una actividad física de menor impacto.
  • Utiliza dispositivos (como los tampones de incontinencia) para evitar pérdidas –siempre y cuando ya estés realizando un tratamiento para fortalecer la musculatura del suelo pélvico.
  • Refuerza la cincha abdominal y el suelo pélvico.
  • Toma conciencia de los hábitos posturales durante la realización de las actividades diarias.
¿Te ha gustado el vídeo? ¡Valóralo!
Promedio: 5 (1 voto)

Añadir nuevo comentario

Log in or register to post comments