Rotura del tendón de Aquiles: consejos para tu recuperación

arriba
Me gusta
761
13
0
(h2) Fisiobullet
(h3) Punto grueso

En este vídeo te vamos a hablar de las lesiones del tendón de Aquiles, del diagnóstico de su rotura, de la incidencia de la lesión del tendón de Aquiles y de algunos consejos para su recuperación.

¿Qué es el tendón de Aquiles y cómo se lesiona?

El tendón de Aquiles es una estructura similar a los ligamentos, pero más robusta. La diferencia entre un ligamento y un tendón es que un ligamento es una estructura estática. Hemos hablado en vídeos anteriores de los ligamentos y de su función estabilizadora de las articulaciones. Los tendones, por otro lado, son estructuras que, al igual que el ligamento son filamentosas, pero que lo que hacen es que conectar el músculo con el hueso de manera que cuando contraemos un músculo y el tendón conecta el músculo al hueso y provoca un movimiento.

Los tendones están sometidos a importantes tensiones y pueden llegar a romperse o inflamarse por una sobrecarga.

Conocemos la localización del tendón de Aquiles: justo encima del talón. La forma característica de romperse del tendón de Aquiles puede ser un traumatismo o un movimiento brusco, como sucede en un simple sprint, una carrera, un salto o un cambio de dirección.

Características de la rotura del tendón de Aquiles

Lo que es muy habitual es que el paciente con rotura del tendón de Aquiles cuente que sintió un desgarro o rotura, acompañado incluso de un sonido e evidente por él mismo u otras personas a su alrededor. La rotura del tendón de Aquiles suele ser muy dolorosa. Genera dificultad para poner los pies en puntillas, pero no origina una incapacidad funcional directa y completa, se confunde con un esguince  o no llega a ser una lesión muy limitante en el momento por lo que a veces se pospone el tratamiento o el acudir a un especialista por varios días.

Tendinopatía previa: principal predisponente de la rotura de Aquiles

Un factor predisponente para la lesión del tendón de Aquiles (aunque la rotura del tendón puede ser fortuita en el deporte y de forma ocasional o por mala suerte) es la presencia de una tendinopatía de base. Es decir, hay personas que ya tienen un desgaste o una inflamación del tendón de Aquiles y con el sobreesfuerzo y la sobrecarga acaba rompiéndose. Atención: eso no quiere decir que si tenemos una tendinopatía debas preocuparte por la rotura del tendón de Aquiles, pero sí es algo que debes tener en cuenta si practicas deporte.

Más adelante en este vídeo te contaremos cómo se lesiona el tendón de Aquiles, qué síntomas produce (con más detalle), cómo se hace el diagnóstico definitivo de la rotura del tendón de Aquiles, cómo se trata la rotura del tendón de Aquiles y algunos detalles sobre la cirugía del tendón de Aquiles.

Añadir nuevo comentario

Autor

Suscríbete a nuestro canal

Suscríbete a nuestro canal de Youtube

¡Ya somos 1.170.000!