Juanetes, lesiones de tobillo, metatarsalgia, callosidades en el talón, deformidad ósea, consecuencia de los tacones

Juanetes, lesiones de tobillo, metatarsalgia, callosidades en el talón, deformidad ósea, consecuencia de los tacones
No hay votos
8982
155
0
(h2) Fisiobullet
(h3) Punto grueso

Los tacones, esos a los cuales las mujeres consideramos nuestro aliado número 1 a la hora de buscar vernos más altas, estilizadas e incluso elegantes. Sin embargo, los tacones pueden pasar de ser nuestro aliado número 1, a ser nuestros peores enemigos. Y, ¿cómo algo que nos hace lucir tan atractivas puede ocasionar tantos daños? A continuación, en esta infografía compartiremos con ustedes información que debes tomar en cuenta a la hora de usar tacones.

Mis preciados tacones… ¿pueden dañarme?

Si, aunque nos duela y deseemos que no fuese cierto, esta es  una verdad innegable, pero ¿Por qué? Sucede que cuando utilizamos tacones se desequilibra la carga de peso corporal que habitualmente ejercemos en los pies, es decir, cuando caminamos en condiciones normales, la parte delantera del pie soportar 43% del peso corporal, mientras que la parte trasera sostiene el 57%, esto se ve modificado con el uso de los tacones, generando mayor carga en la parte anterior del pie. Incluso, con el uso de tacones mayores de 10 centímetros de altura, el peso corporal recae casi totalmente sobre la zona anterior, trayendo como consecuencia

  • Juanetes
  • Lesiones de tobillo
  • Metatarsalgias
  • Callosidades en el talón
  • Deformidades óseas.

También es importante mencionar que el uso de tacones puede traer como consecuencias alteraciones o disfunciones posturales, debilidad de ciertos músculos y contractura o acortamiento de algunos otros.

¿Cómo prevenir estas consecuencias?

Ahora que sabemos las consecuencias que nos puede acarrear el uso de los tacones, os compartiremos con ustedes algunos consejos a tomar en cuenta para evitar que las mismas se produzcan

  • Los tacones no deben ser utilizados de manera frecuente y continua y en caso de no poder evitarlo, es necesario que estos no sobrepasen los 3 centímetros de alto.
  • No recorrer largas distancias con los tacones.
  • Los tacones no deben ser estrechos, ya que esto conlleva a mayor número de consecuencias.
  • Realizar ejercicios en donde se fortalezcan los músculos.
  • Ejercicios de relajación y estiramiento para los músculos de las pantorrillas
  • Realizar auto-masajes en los pies después de finalizar un día en el que se hayan utilizado continuamente los tacones
  • Realizar baños de contraste

Es importante tomar en cuenta todas estas recomendaciones para evitar la aparición de las consecuencias que anteriormente han sido mencionadas por el uso de tacones. Si bien es cierto que en muchas ocasiones por cuestiones de trabajo no se puede evitar el uso de los tacones, estos consejos pueden contribuir a evitar que se reproduzcan estas lesiones.

El daño causado por los tacones, aparte de ser en ciertas estructuras anatómicas de nuestros pies, también traen como consecuencia un daño estético. Es importante que se limite su uso y además realizar ejercicio físico frecuente que también será muy beneficioso para aquellas mujeres que por cuestiones de trabajo no pueden evitar usarlos. Por otro lado, si su uso se debe al trabajo, utilizar los días libres o de descanso, zapatos bajos, para contrarrestar la sobre carga generada en la zona anterior del pie durante el uso de tacones. 

Además compartimos estos enlaces de nuestro portal de fisioterapia online que les brindarán más información acerca de este tema

6 buenas razones para no usar tacones

¿Usas tacones? Por lo menos cuídate un poco los pies...

¿Te ha gustado la infografía? ¡Valórala!
No hay votos

Añadir nuevo comentario

Inicie sesión o regístrese para comentar