¿Por qué los médicos siguen recetando la misma medicación para los vértigos y mareos?

Publicidad
Promedio: 3.1 (71 votos)
5930
312
3
(h2) Fisiobullet
(h3) Punto grueso

A pesar de las evidencias que se desprenden de la práctica clínica diaria, la medicina moderna continúa mandando los mismos medicamentos para los pruebas problemas de vértigos y mareos. Estos medicamentos en ocasiones tienen éxitos a corto y medio plazo, pero sin embargo son los causantes de que muchos problemas de mareos acaben siendo problemas crónicos.

Las  causas por las cuales se insiste en esta estrategia farmacológica, residen en tres puntos:

  • En primer lugar, la población reclama medidas cómodas sencillas y baratas.
  • En segundo lugar los médicos buscan remedios rápidos para satisfacer esta demanda y sólo miran las consecuencias a corto plazo.
  • En tercer lugar la industria farmacéutica alienta que tanto los primeros como los segundos continúen igual.

Es cuestión de entender: comodidad, simpleza y grandes corporaciones son el problema

Es decir: el primer culpable de que los mismos medicamentos sean recetados a todas las causas de mareo es culpa de nosotros mismos, los consumidores; y de nuestros médicos. En nuestro desespero originado por nuestro vértigo o mareo repentino buscamos la primera solución que desaparezca los mismos, sin pensar en qué efecto puede tener ese medicamento a largo plazo en el organismo.

El médico (con una visión de la medicina occidental) receta a su vez el fármaco, sin realmente analizar el problema de fondo: un bloqueo en la zona cervical que comprime un vaso sanguíneo importante, el cual provee de sangre oxigenada al oído interno y a la zona del cerebelo encargada de manejar la información relacionada con el equilibrio.

Aprender de cómo trabajan nuestros órganos, ser conscientes de cuál es la causa por la que nos suceden trastornos como el vértigo o el mareo y entender que no siempre el remedio está en una píldora o pastilla puede evitar muchos problemas a futuro.

Es necesario entender que posición de las vértebras puede modificarse debido a las alteraciones de nuestros órganos. En concreto, el bloqueo cervical que aprisiona la arteria que provee sangre oxigenada al oído interno y a la zona del cerebelo encargada de manejar la información relacionada con el equilibrio es originado por el mal funcionamiento de la vesícula biliar.

Las emociones mantenidas en el tiempo son las que alteran el funcionamiento de la vesícula, pero emociones específicas como la ira, la amargura, la crispación y los enojos. Demás, la ingesta de alimentos produce un mal funcionamiento en nuestros órganos… ¡Y vaya que comemos muy mal hoy en día! Toda la comida basura contribuye a que nuestros órganos no funcionen correctamente y provoquen, en el caso de la vesícula biliar, mareos y vértigos.

La industria farmacéutica sin duda es un gran enemigo, ya que promueve el alivio instantáneo en cada uno de sus medicamentos, jugando siempre en su favor de vender más y sostenerse económicamente.

A la industria farmacéutica le conviene que los médicos continúen recetando sus fármacos; fármacos que a largo plazo cronifican el problema, conllevando a la persona a que tome dosis cada vez más altas del mismo fármaco.

Para finalizar: un cambio de visión es necesario. Si estás interesado tenemos muchos vídeos que pueden ayudarte a cambiar de opinión.

¿Te ha gustado el vídeo? ¡Valóralo!
Promedio: 3.1 (71 votos)

comentarios (3)

Comentario

Avatar

me llamo Fanny, y tengo 37años!!

Comentario

Avatar

hola!!estoy totalmente de acuerdo y me gusta mucho esa manera de pensar sobre la medicicion..yo despues de muchos estres,perdida de bebe,etc.. me vino vertigo y desequilibrio..llevo dos meses, me gaste dinero en acupuntura,masajes etc, flores de bach, pero no estoy tomando medicacion pq pienso q es tapar el problema!! estoy mejorando sola, visualizandome sana,pero bueno el dolor sigue y las molestias a veces vuelen!!! ustedes estan por donde??? gracias!!!

Comentario

Imagen de Roberto Junquera
Roberto Junquera

En Bilbao y la RIOJA

Añadir nuevo comentario

Inicie sesión o regístrese para comentar